De vez en cuando es necesario recordarnos a los y las representantes políticas que nuestro trabajo aquí consiste en resolver los problemas de la gente. Este principio debería ser nuestra brújula cada día y ser el criterio sobre el que priorizamos unas cuestiones frente a otras. Y este factor no resta sentido al debate político y a la diversidad de opiniones, solo pone unas reglas comunes que sirven para poner por delante la democracia, para poner por delante lo que es de todas y todos y que al final debemos cuidar a diario.

Esta reflexión surge a raíz de la negativa de la Comunidad de Madrid de utilizar nuestro polideportivo Cerro del Telégrafo como centro de vacunación después de haberlo solicitado. Desde el gobierno municipal entendimos y entendemos que la prioridad de todas las administraciones, independientemente del color político, pasa por luchar contra la pandemia y ofrecer las mayores garantías y facilidades a la ciudadanía para tener un proceso de vacunación lo más rápido y efectivo. En este sentido desde el consistorio municipal tampoco podemos olvidar el coste derivado de la adaptación del polideportivo que podría haber sido utilizado para desarrollar otras políticas. Pero en estos momentos es nuestra prioridad, porque esta iniciativa traería ventajas para Rivas y para la comarca acercando el lugar de vacunación a toda la población de la zona, pero también ayudando a descongestionar unos servicios de salud públicos autonómicos exhaustos que tanto en personal como infraestructura están saturados.

Y esta filosofía es algo que aplicamos en nuestra ciudad desde hace tiempo. Un buen ejemplo de la misma se pudo ver con el Pacto de Ciudad para la reconstrucción social y económica del municipio debido a la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19 y que firmamos en verano de 2020. En este pacto participaron todos los partidos políticos, tanto de gobierno como de oposición, que se sumaron con iniciativas que son compromisos comunes para nuestro gobierno.

Esto no hace que nos olvidemos en Rivas de todo lo que el gobierno de Ayuso le debe a nuestra ciudad. No nos olvidamos de la emergencia educativa debido al alto número de alumnos y alumnas y la necesidad de nuevas infraestructuras para poder ofrecer un servicio de educación pública y de calidad como cualquier madrileño o madrileña se merece.

Tampoco nos olvidamos de cómo el gobierno de Ayuso ni estaba ni se le esperaba en el proceso de solución del acceso de la M50. Un acceso que favorecería la circulación del nudo este de toda la región reduciendo los atascos y favoreciendo la movilidad para miles de personas todos los días.

Y, ¿qué decir de la gestión de residuos? Nuestra región ahora mismo cuenta con un modelo de gestión de materias lineal que genera una cantidad de residuos que acaba en los vertederos generando problemas medioambientales cada vez más serios. No tenemos un plan de residuos autonómico que logre atajar esta realidad, que sea capaz de virar la gestión de residuos hacia una economía circular. Somos los municipios los que llevamos la iniciativa en este sentido, como el Plan que desde Rivas estamos desarrollando, con el objetivo junto a todos los actores de nuestra ciudad para lograr un pacto con coordenadas verdes que logre cambiar nuestras dinámicas del día a día protegiendo nuestro medio ambiente.

Es una pena que sean tantas las iniciativas que benefician a la ciudadanía ripense y al conjunto de madrileños y madrileñas, en las que la Comunidad de Madrid este ausente. Y como yo soy de la opinión de que la presidenta Isabel Díaz Ayuso es una mujer muy inteligente y muy capaz, solo me queda deducir que la decisión de obviar todas estas iniciativas es por un mero cálculo partidista. Deben considerar, tanto ella como su equipo, que se ganan más votos haciendo de su gobierno una tribuna de oposición al gobierno estatal que ofrezca resistencia pase lo que pase, incluso con una pandemia mundial de por medio.

Por todo esto quiero invitar a todos los compañeros y compañeras que participan junto con nosotras en la política institucional a una reflexión, les invito a parar, a recordar cuál es nuestra prioridad: solucionar los problemas de la gente, es algo que nunca debemos olvidar.

Quiero aprovechar estas líneas para trasladar mi más sincero pésame a familiares y amigos de nuestro compañero de Rivamadrid fallecido durante un accidente laboral y mandar un abrazo a nuestra plantilla en estos días de dolor. Gracias también a todas las personas que nos habéis hecho llegar vuestros mensajes de condolencia y cariño. Juntas siempre somos más fuertes. Muchas gracias.

Vanessa Millán – Portavoz de Podemos Rivas

También te puede interesar