La foto educativa en Rivas refleja la falta de voluntad política de la señora Ayuso con la escuela pública: barracones, centros con obras y cada vez menos espacios comunes para el disfrute del alumnado. Desde el Ayuntamiento, junto a la comunidad educativa, llevamos años denunciando la emergencia educativa que vive nuestra ciudad, mientras que la Comunidad de Madrid sigue sin dar solución a esta insostenible situación.

Como sabéis, en noviembre de 2018, este Ayuntamiento cedió al gobierno regional una parcela municipal para la construcción del colegio público Mercedes Vera e intentamos llegar a un convenio de colaboración entre ambas administraciones, como ya hicimos en 2017 con el CEIPSO de La Luna, para que estuviese construido en tiempo y forma, pero fue rechazado. El resultado: un curso escolar sin colegio y nuestras niñas y nuestros niños del Mercedes Vera estudiando en unos barracones instalados en el patio del colegio Dulce Chacón. Una situación, que, lamentablemente, no solo continuará, sino que aumentará en el próximo curso escolar con la instalación de tres nuevos barracones, debido a su falta de planificación en las infraestructuras educativas que Rivas necesita.

A la demora en la construcción del Mercedes Vera, se suma no solo el retraso en las obras de ampliación del CEIPSO La Luna, sino que se han visto paralizadas, obligando un curso más a que su alumnado conviva con excavadoras y en barracones.

En esta ciudad, en los últimos 25 años, hemos luchado mucho para que no hubiese barracones y los conseguimos desterrar. Sin embargo, la política de descampado y barracón de Ayuso nos ha devuelto a los años 80, cuando comenzaba a crecer Rivas. Lo lógico sería que entre ambas administraciones trabajásemos desde la lealtad institucional en beneficio del interés general de la gente, pero esto no es así. Es evidente, y así lo venimos denunciando desde hace tiempo, que Rivas necesita una mayor inversión en educación y en sanidad y la Comunidad de Madrid debería asegurar nuevos centros educativos o sanitarios.

En Rivas, la escuela pública es un clamor y un buen ejemplo es el reciente encierro que protagonizaron las familias del colegio Dulce Chacón y del Mercedes Vera que reivindican una educación digna y de calidad para nuestros niños y niñas con espacios adecuados y no aulas masificadas ni más barracones.

Así finaliza este curso escolar: con reivindicaciones y movilizaciones de una comunidad educativa comprometida con su ciudad. Por desgracia, el próximo curso deberemos seguir solicitando a la consejería de Educación la apertura total del CEIPSO en La Luna, la construcción de un centro de formación profesional y el instituto Margarita Salas, cuya parcela fue cedida hace ya casi cuatro años y del que no sabemos nada. En Rivas, todo lo que tenemos lo hemos conseguido tras mucha pelea, luchando hasta la extenuación para lograr unos servicios públicos de calidad. ¡Seguimos!

Pedro del Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid