El juzgado de lo contencioso administrativo nº31 da la razón al recurso que interpuso Más Madrid el 27 de diciembre de 2019 hasta febrero 2020

El pasado 27 de diciembre de 2019, los 31 municipios de la Mancomunidad del Este acordaron llevar todos sus desechos al vertedero de Villa de Vallecas —Parque Tecnológico de Valdemingómez― porque ya no había espacio en el de Alcalá, que estaba lleno. Fue una decisión sin precedentes. Los vecinos del sur de la capital comenzaron a respirar los olores. Más de 30.000 toneladas extras al año, según cifras del Ayuntamiento de Madrid. Los residuos, además, no han llegado separados, sino prensados: más hedor, más problemas para la salud. “Una vergüenza”, sostenía entonces Jesús Pérez, portavoz de Ecologistas en Acción. La decisión fue muy polémica. El Ayuntamiento de Madrid le dio el visto bueno, pese a que la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, se mostraba en contra. El alcalde José Luis Martínez-Almeida se impuso entonces y pidió auxilio a la Consejería de Medio Ambiente, también del PP. La consejera Paloma Martín envió el cuarto escrito en dos meses al Ayuntamiento de la capital para que aceptara la basura porque, a su juicio, “era la única solución viable”. No había un plan b. Esta decisión fue recurrida en los juzgados por Más Madrid ―el partido que lidera la oposición― porque se había producido sin firmar ningún convenio. La justicia le ha dado ahora la razón y ha considerado la decisión del Ayuntamiento como “precipitada” e “ilegal”. Contra la sentencia aún cabe recurso en un plazo de 15 días. Sin embargo, fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente señalan que no van a hacerlo.

En el escrito, el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 31 de la capital ha analizado así la grave situación a la que se enfrentan desde entonces los vecinos de Vallecas. “Desde que se advirtió del grave problema que se avecinaba”, escribe la magistrada Míriam Bris García, “en vez de adoptar las medidas administrativas oportunas, y en su caso judiciales, para garantizar que el vertedero de Loeches estuviera a punto antes de que el de Alcalá de Henares se colmatara, tanto la Comunidad de Madrid como la Mancomunidad del Este llevan meses eludiendo sus responsabilidades y competencias”. Además, añade, el pleno del Ayuntamiento de la capital rechazó hasta tres veces que los residuos acabarán ahí. “Sin embargo”, continúa, “tras las elecciones municipales del año 2019, el nuevo equipo de gobierno municipal [PP y Ciudadanos], en connivencia con el de la Comunidad de Madrid, accedió finalmente a la petición de la Mancomunidad del Este, si bien lo ha hecho inicialmente de forma precipitada e ilegal, sin firmar el preceptivo Convenio de Colaboración, que se firmó el 24 de febrero de 2020″.

“Nos parece muy grave que un Ayuntamiento cometa un acto ilegal”, señala por teléfono el concejal de Más Madrid, Paco Pérez. “Esto no puede quedar así y tienen que asumir responsabilidades políticas por cargar a Vallecas con más residuos y encima sin cumplir la ley”. El Ayuntamiento no recurrirá la decisión. “Estas autorizaciones”, explican fuentes del área de Medio Ambiente, “se tramitaron con el mismo amparo jurídico y procedimiento administrativo con el que el anterior equipo de Gobierno ―Más Madrid― permitió y autorizó en la entrada de residuos de Rivas Vaciamadrid y de Arganda en 2017″. Las mismas fuentes indican que el Ayuntamiento abrirá ahora nueva etapa en el convenio. El Ayuntamiento de Madrid ha de llevar ahora 165.000 toneladas de residuos al vertedero de Loeches. “Como no se ha producido hasta el momento”, señalan, “hemos comunicado a la Comisión de Seguimiento del Convenio el requerimiento para que la Mancomunidad abone a Madrid 160.000 euros al mes por el incumplimiento del acuerdo”. Y cada mes de quebrantamiento llevará aparejada una penalidad de 45 euros por tonelada de residuos no trasladados.

El Parque Tecnológico de Valdemingómez de Vallecas atiende las necesidades de más de cuatro millones de habitantes residentes en tres municipios que envían 1,2 millones de toneladas de residuos urbanos al año. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid planea reducir a la mitad en 2022 la incineración de basura y eliminarla por completo en 2025. Estos planes se han visto alterados con las 200.000 toneladas extras al año de los 31 municipios de la Mancomunidad del Este. (M.Viejo-El País)

 

 

También te puede interesar