La contratación indefinida se dispara en el sector agrario del 4% al 48% con la reforma laboral

 

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, destacó este viernes los efectos que la reforma laboral ha tenido en la reducción de la temporalidad en el sector agrario, ya que los contratos indefinidos han aumentado del 4% al 48% entre abril y agosto de este año en comparación con el mismo período de 2021.

Por su parte, los contratos temporales han disminuido del 95% al 51%, mientras que en el conjunto de la economía los indefinidos han subido del 10% al 44%, y los temporales han bajado del 90% al 53%.

Planas puso en valor estos datos desde Córdoba, en la clausura de las jornadas del grupo de trabajo del sector agroalimentario de la Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT-FICA).

El ministro señaló que la nueva Política Agraria Común (PAC) reforzará las buenas prácticas laborales en las explotaciones agrícolas y ganaderas mediante la condicionalidad social de las ayudas, que se introduce por primera vez, y que España aplicará a partir de 2024, un año antes del límite marcado por el reglamento europeo.

También indicó que la orientación de las ayudas de la nueva PAC tiene mucho que ver con los aspectos sociales. Así, se refirió a que habrá una distribución más justa de las ayudas, para lo que se ha introducido el pago redistributivo, se ha fijado un tope máximo de las cuantías, y se ha reducido el número de regiones de pago.

La condicionalidad social persigue conseguir una mayor concienciación en cuanto a las normas que afectan a las circunstancias laborales, la seguridad y la salud de los trabajadores. Esta condicionalidad recalca el carácter más justo y más social de la nueva PAC que, según resaltó el ministro, beneficiará a la agricultura y ganadería familiar y profesional, que representa la gran clase media del agro español.

Igualmente, Planas destacó que se reforzarán los instrumentos de asesoramiento y formación a los agricultores y ganaderos en materia laboral y de Seguridad Social. “A este carácter social de la nueva PAC hay que sumar el incremento del presupuesto para incentivar el relevo generacional y la incorporación de la mujer, básicos para asegurar el futuro”, dijo el ministro.

Junto a la PAC, que el Ministerio explicó que va a suponer un “importante” instrumento de apoyo, con un volumen de ayudas de 47.724 millones de euros, el ministro citó otras herramientas fundamentales para el sector agroalimentario como la ley de la cadena. “La reforma de ésta ha permitido un mayor equilibrio en el reparto de valor entre los distintos eslabones y protege al más débil, los agricultores y ganaderos”, indicó el Ministerio.

También mencionó el sistema de seguros agrarios y que los Presupuestos Generales del Estado para 2023 elevan hasta 317,7 millones de euros la línea de ayudas del Gobierno, con la que se podrá cubrir ya más del 30% del coste de las pólizas.