La Comunidad de Madrid cuenta con más de 450 puestos de hemodiálisis que dan atención a 4.000 pacientes

 

En la Comunidad de Madrid hay más de 450 puestos de hemodiálisis que dan atención a 4.000 pacientes, de ellos, 23 son menores de 18 años, según explicó este viernes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante su visita a las nuevas instalaciones del Hospital de Día de Nefrología Infantil en el Hospital público Gregorio Marañón, un espacio diseñado para procurar la máxima comodidad e intimidad a los pacientes pediátricos con problemas de riñón.

“Hoy estamos aquí para reconocer la excelencia en ese desempeño. Lo merecen los pequeños y sus padres. Y se lo tenemos que agradecer a profesionales como los de este Hospital Materno Infantil”, manifestó.

Tras señalar que esta unidad es un “espacio luminoso, moderno, con la última tecnología y, sobre todo, un lugar acogedor, en el que los niños, sus padres y los profesionales han formado una gran familia”, recordó que ahí “pasan largas estancias, años, y es importante adaptar las instalaciones a las necesidades de los pacientes y quienes les acompañan·.

Dijo que este hospital de día integra una Unidad de Hemodiálisis que cuenta con cuatro puestos, uno de ellos con opción de que sea utilizado por un paciente en aislamiento. También dispone de consulta médica, dos puestos de atención individualizada, control de enfermería, almacén y vestuario de pacientes.

Además, se ha dotado a esta unidad de equipos de tratamiento de agua de última generación, un aspecto esencial para eliminar toxinas y el exceso de agua de la sangre, en casos de insuficiencia renal aguda o progresiva. “Toda esta mejora ha supuesto una inversión de 255.000 euros, incluyendo obras, equipamiento y mobiliario”, señaló el consejero, quien consideró que es “una partida muy bien invertida para ofrecer a los pacientes una atención de calidad, en espera de un trasplante renal”.

Señaló que los profesionales de este hospital de día realizan al año más de 760 consultas, cerca de 120 tratamientos, en torno a 740 sesiones de hemodiálisis y más de 50 sesiones de plasmaféresis a enfermos renales pediátricos. “En lo que llevamos de 2022, las consultas han aumentado un 62% y las sesiones de hemodiálisis un 16%, respecto al mismo periodo del año anterior”, concluyó.