Desde la Plataforma Cívica de apoyo a la Luz en Cañada Real, comunican que “han sabido de la publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de un proyecto de desmontaje de las instalaciones de UFD-Naturgy en parte del sector 5 y todo el sector 6 de Cañada Real. Acudieron a revisar el expediente y pudieron confirmar, con los mapas incluidos, que se trata de un proyecto para retirar postes, puntos de transformación, etc., que se presentó en febrero de 2021.

Ahora hay un plazo de alegaciones de 30 días, y después la Comunidad de Madrid resolverá si aprueba el desmontaje o no.

Esto confirma, si quedaba alguna duda, las mentiras de la Comunidad de Madrid y Naturgy, pues nunca ha habido voluntad real de devolver la luz a la Cañada. En la práctica, están desalojando a 4.000 personas a base de cortarles la luz, la salud y la vida.

Desde la Plataforma Cívica, comunicaremos estos hechos a la opinión pública y las instituciones para que se sepa”.

Este es el comunicado enviado por la Plataforma de Apoyo a la Cañada. En rueda de prensa de hoy mismo, hemos preguntado al alcalde de Rivas Pedro del Cura, si era conocedor de estos hechos. Nos ha contestado que la información de que disponía era la misma que la nuestra y que están haciendo indagaciones sobre el tema.

El alcalde ha afirmado que “la situación de precariedad en todos los sentidos en la Cañada, merece ser atendida. Pero la solución, aunque haya que atajar la necesidad inmediata, no pasa por ir poniendo parches, que es lo que pretende la Comunidad de Madrid, todo el dinero que se vaya a invertir en muchas de esas soluciones temporales, debería dedicarse a adquirir viviendas y poder realojar de manera definitiva a todas esas familias”. “La solución no es asfaltar una calle o conseguir que tengan luz, los problemas son mucho mayores, están viviendo al lado de la incineradora, encima de los vertederos, respirando y expuestos a todo tipo de contaminación y enfermedades. Las condiciones dignas de vida no vienen con la luz, la solución es mucho más amplia y es en la que tenemos que implicarnos todas las administraciones, y no ir poniendo parches”.