Buscar

OPINIÓN

Preservando la memoria histórica

Frente a la extrema derecha, una Rivas diversa y plural

El pasado 22 de diciembre, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, decidió modificar las leyes LGTBI y Trans que el propio Partido Popular de la Comunidad de Madrid había aprobado hace ocho años. Un recorte de derechos sin precedentes en nuestro país contra un colectivo que la ultraderecha siempre ha tenido en el punto de mira y que confirma una vez más el viraje del Partido Popular de Madrid hacia los postulados de la derecha más rancia y extremista.

En la moción que nuestro grupo Municipal presentó el pasado mes de enero en contra de estas modificaciones, ya alertábamos de cómo ello contribuye a desproteger a un colectivo que sigue sufriendo con especial virulencia la intolerancia y las agresiones, porque la LGTBIfobia es una realidad que siguen sufriendo muchas personas en la Comunidad de Madrid (Según el último informe de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales -FELGTBI+- casi el 30% de personas LGTBI+ de 18 años en adelante ha sufrido acoso en los últimos 5 años). Jugar con sus derechos por motivos meramente políticos es una línea roja que nunca se debería traspasar.

Las modificaciones que afectan al ámbito educativo son especialmente preocupantes. En lugar de incidir en la educación para prevenir comportamientos LGTBIfóbicos y ayudar a que el alumnado LGTBI+ se sienta más representado en una etapa de sus vidas crucial para su desarrollo, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido silenciar todo lo referente al colectivo LGTBI+ en las aulas: se elimina el plan contra el acoso enfocado en el alumnado LGTBI+, salen de los planes de estudio todos los contenidos destinados a mostrar la realidad del colectivo y también la formación para el profesorado relacionada con esta materia.

Según el informe de COGAM sobre LGTBIfobia de 2023, el segundo lugar donde se producen más situaciones de acoso y discriminación, solo por detrás de la calle, son los colegios e institutos. Los últimos datos del Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia (2022) indican que el 61% de las personas que han cometido una agresión LGTBIfóbica eran menores de 30 años y un 15% eran menores de edad.

Educar en la tolerancia y el respeto a la diversidad no es adoctrinar como se empeña en decir la derecha más reaccionaria. Se trata de trabajar en favor de una sociedad donde nadie tenga que sentir miedo o padecer la intolerancia de otras personas simplemente por su orientación sexual o su identidad de género. Es una cuestión de sentido común y respeto hacia los demás.

En Rivas llevamos décadas trabajando de manera transversal por la visibilización y protección de las personas LGTBI+ en nuestro municipio: a través de la educación con las actividades que promovemos para los centros educativos en el PAMCE; desde la cultura promocionando festivales como el LesGaiCinemad que ayuda a visibilizar al colectivo LGTBI+; con planes para evitar la LGTBIfobia en el deporte o mediante los servicios municipales de atención psicosocial. Porque queremos una infancia que se sienta segura en las aulas, una juventud que no tenga que volver de noche a casa con miedo por si le pegan una paliza al grito de “maricón”, porque todos los modelos de familia son igual de válidos y nadie debería sufrir discriminación por el que haya escogido. Con o sin apoyo de la Comunidad de Madrid, seguiremos construyendo una sociedad plural y diversa.

¡Difunde la noticia!