Un recorrido de nuestra historia a través de más de 150 obras que en su mayoría pertenecen a las colecciones de la Biblioteca y del Archivo Regional de Madrid, entre otras entidades. Con esta muestra, se recuerda aquel 31 de mayo de 1871 en el que se inauguraba la primera línea de tranvía que circuló desde el barrio de Salamanca hasta el de Pozas, y podrá visitarse en la sala de exposiciones de la Biblioteca Regional de Madrid hasta el próximo 26 de septiembre.

Comisariada por Francisco Juez Juarros, tiene como objetivo mostrar al público la historia de sus diferentes modelos y los recorridos de las líneas por las calles de la ciudad a lo largo del tiempo, destacando su importancia dentro de la vida de Madrid, su relevancia como primer medio de transporte público en sus calles, su protagonismo en los momentos históricos y su presencia en las manifestaciones culturales madrileñas.

El recorrido de la muestra ha sido dividido en tres apartados principales. En el primer capítulo de la exposición se analizan sus orígenes y su desarrollo durante un siglo, mostrando los distintos tipos de tracción (animal, vapor, eléctrica), el desarrollo de las líneas y la historia de las distintas empresas, con documentos como guías, planos, documentos jurídicos, dictámenes, y fotografías.

En este apartado se informa sobre el primer medio de transporte colectivo en Madrid, el ómnibus, precedente inmediato del tranvía, y también se explican los primeros intentos, finalmente no materializados, de establecer en Madrid líneas de tracción animal.

Otro de los aspectos más interesantes que se pueden encontrar en esta muestra es el dedicado a la evolución urbana de la capital y su extensión territorial, donde el visitante descubrirá un hecho fundamental como es la construcción del trentranvía de circunvalación de la Ciudad Lineal de Arturo Soria, que rodeaba el perímetro de Madrid, junto con la urbanización de los aledaños por donde discurría la vía a ambos lados, así como la industrialización, colonización agrícola y repoblación, que constituía la idea global de Arturo Soria para su ciudad ideal.

 MÁS DE 100 AÑOS DE FUNCIONAMIENTO

En el segundo capítulo se analizan diferentes aspectos sociohistóricos durante los más cien años en los que el tranvía se mantuvo operativo. Se trata de un medio que democratizó el transporte en Madrid, que fue fundamental en la vida de los ciudadanos y que tuvo gran protagonismo en distintos momentos históricos de la ciudad.

Un paseo por la historia, a través de las fotografías de Santos Yubero, en el que se ilustra cómo los madrileños hacían cola para esperar su llegada, cómo aprovechaban incluso para firmar contratos taurinos durante esa espera, cómo viajaban en su interior –tanto famosos como anónimos–, y cómo iban subidos en los topes de los vehículos, pese a las prohibiciones.

Para finalizar el recorrido, la muestra analiza la presencia de diferentes manifestaciones artísticas en esta materia, desde la literatura al cine, pasando por la fotografía y la pintura. Son frecuentes las referencias en diversos géneros literarios, y autores como Manuel Rico, Ramón Gómez de la Serna, Benito Pérez Galdós, Emilia Pardo Bazán o Wenceslao Fernández Florez han dedicado alguna de sus obras, capítulos o artículos a este medio de transporte.

También ha sido un actor indiscutible en el cine español de la época, llegando a ser protagonista en películas como Se vende un tranvía de Juan Esterlich, en La exposición dedica un capítulo a esta faceta y proyecta algunos fragmentos de obras en las que cobra protagonismo y retrata el Madrid de la época.

 

 

También te puede interesar