Comienza marzo y de nuevo, hoy, sigue siendo más necesario que nunca que las mujeres alcemos nuestra voz. Desde aquel 8 de marzo de 2018 en el que millones de mujeres llenamos las plazas de toda España y nos declaramos en huelga exigiendo igualdad de derechos y oponiéndonos a las violencias machistas muchas cosas han cambiado, pero otras continúan igual.

La brecha de género y los techos de cristal en las empresas siguen siendo una realidad, nos siguen matando, seguimos siendo las grandes invisibilizadas, seguimos sufriendo violencia verbal o física por el hecho de ser mujeres, a lo que se suma una situación como el COVID que ha impactado aún más a las mujeres en sus derechos laborales, sociales y civiles.

Con un año tremendamente difícil, los partidos de la ultraderecha en distintos países del mundo, incluida España, continúan amenazantes con el correspondiente riesgo de involución sobre los derechos ya conseguidos, negando las agresiones machistas y dando pasos atrás, que en ningún caso desde el feminismo estamos dispuestas a dejar que ocurra.

Rivas es una ciudad con gran conciencia feminista y desde nuestro Ayuntamiento es prioritario continuar desarrollando políticas públicas que pongan fin a la desigualdad trabajando de forma trasversal. Seguimos avanzando hacia un urbanismo feminista como los postes SOS contra las violencias machistas, buscando estrategias que rompan las desigualdades como la experiencia de transversalización de género que comenzó en la Concejalía de deportes y se ha trasladado a las distintas áreas del Ayuntamiento, abriendo espacios y talleres para la formación y el encuentro, y trabajando de forma participativa con el Consejo de Mujer.

Pero, además, de nuevo Rivas ha querido salir a la calle hace pocas semanas ante la Convocatoria del Consejo de Mujeres para protestar por la sentencia del Tribunal Supremo que recientemente ha vuelto a rebajar a 14 años la condena del asesino de nuestra vecina Matilde de Castro. Una rebaja que está respaldada por una justicia patriarcal y por la falta de paridad en los órganos judiciales que ofrecen como resultado este tipo de sentencias.

Es ahora cuando desde el movimiento feminista debemos seguir luchando contra todo tipo de desigualdades y violencias, también contra aquellas que se sufren en aquellos ámbitos en los que las mujeres ocupamos espacios de poder que muchos hombres han considerado exclusivamente suyos. Desde Podemos Rivas hemos querido sumarnos a las reivindicaciones existentes en el mundo de trabajo, por eso queremos invitaros el próximo 11 de marzo a una mesa redonda sobre “Mujeres y Sindicalismo” en la que participaré junto a Mercedes Merino, sindicalista de Coca-Cola y nuestra compañera responsable de Feminismos e Igualdad, Dorotea Fernández a través de nuestro Canal oficial del Círculo Podemos Rivas en Youtube.

Sin duda en los últimos años hemos dado pasos de gigante, pero aún tenemos mucho camino que recorrer hacia una sociedad más justa, y más feminista. Por ti, por mí y por todas mis compañeras, este 8 de marzo alcemos la voz, contamos contigo.

Vanessa Millán portavoz de Podemos Rivas

También te puede interesar