España rechaza los simulacros de referendos realizados por Rusia en zonas ocupadas de Ucrania

El Gobierno de España condenó “enérgicamente” este miércoles los “simulacros ilegales de votación” organizados por la Federación Rusa en Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón, territorios ucranianos ocupados por las tropas del Kremlin.

 

A través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación que dirige José Manuel Albares, el Ejecutivo enfatizó que “no concede ninguna credibilidad ni legitimidad a los resultados ficticios anunciados por las fuerzas de ocupación” rusas.

“España rechaza tajantemente cualquier acción o decisión que pueda ser tomada por las autoridades rusas tendentes a la anexión ilegal de dichos territorios”, recoge el texto del comunicado, en respuesta a la acelerada celebración, del 23 al 27 de septiembre, de supuestos plebiscitos, en los que la opción de anexión a la Federación Rusa habría obtenido unas mayorías extraordinarias.

Ninguna de estas citas electorales contó con luz verde de la comunidad internacional, al ser consideradas ilegales, amén de que se multiplicaron las pruebas de coerción contra los ciudadanos afectados

Por todo ello, el Gobierno de España reiteró “su firme apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas” e hizo un nuevo llamamiento a Rusia “para que cese en su agresión armada y proceda a la retirada inmediata, completa e incondicional de sus tropas de todo el territorio ucraniano”.