España alcanza el récord de 21,1 millones de ocupados

España alcanza el récord de 21,1 millones de ocupados

Supone un repunte del 0,95%, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La Seguridad Social alcanzó en abril 21.101.505 afiliados medios a la Seguridad Social, rebasando así por primera vez la barrera de los 21 millones, tras crecer en el mes en 199.538 ocupados, lo que supone un repunte del 0,95%, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Ya en marzo se sobrepasó la cifra de los 21 millones de afiliados en términos desestacionalizados, pero todavía se mantuvo por debajo en la serie original, un hito que finalmente sí se logra en abril, rebasando incluso el umbral de los 21,1 millones de ocupados en España.

En comparativa interanual, la Seguridad Social ganó 486.516 cotizantes, lo que se traduce en un repunte del 2,36% sobre la cifra de abril del pasado ejercicio.

La afiliación diaria se mantuvo por encima de los 21 millones de trabajadores todos los días del mes salvo el 1 y el 2 de abril y ha superado los 21,1 millones del día 15 al 29. Incluso ha escalado un nuevo récord al situarse por encima de los 21,2 millones de afiliados los días 25 y 29 del mes.

Aumento generalizado

Por regímenes, el General totalizó en abril de este año 17.673.517 ocupados, tras sumar 185.886, un 1,06% en el mes, y en variación anual sumó 457.992 (+2,66%). Todos los sectores crecieron en el último mes con la excepción de las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico, que restó 10 afiliados.

En concreto, las actividades que más crecieron en términos absolutos fueron la hostelería, con 91.913 personas; actividades administrativas y servicios auxiliares (15.074); comercio (11.549), y transporte y almacenamiento (10.021).

En términos interanuales destaca el crecimiento en educación, con 153.891 afiliados más (13,8%). También se incrementan especialmente en el último año transporte y almacenamiento (4,35%) Información y comunicaciones (4,1%), y actividades profesionales científicas y técnicas (4%).

Por su parte, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 11.987 afiliados en el mes, un 0,36%, hasta un total de 3.364.938. En variación anual creció en 29.743 (+0,89%).

En cuanto a las actividades del régimen de autónomos, casi todas crecieron en el mes salvo la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, que perdió 41 autónomos. El suministro de agua, gestión de residuos restó 10 cotizantes y las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico restó cinco cotizantes.

Entre las que crecieron destacan la hostelería (2.814), comercio (1.673), actividades científicas y técnicas (1.650) y la construcción (1.194). De su lado, el Régimen del Mar sumó 1.666 cotizantes, un 2,75%, hasta 62.155, y restó 1.161 en el año (-1,83%). Asimismo, el Régimen del Carbón totalizó 895, tras restar una persona en el último mes, y en el año se redujo en 57 personas.

Por comunidades autónomas, todas ganaron cotizantes. Las que más sumaron en términos absolutos fueron Islas Baleares (55.155), Andalucía (41.365), Cataluña (33.089), Comunidad de Madrid (14.639) y Comunidad Valenciana (11.688).

Datos desestacionalizados

En términos desestacionalizados, la Seguridad Social registró 21.073.339 afiliados en abril, tras el incremento de 40.677 respecto a marzo. Es el mejor dato de la serie histórica, después de haber sumado 480.653 en el último año. En este sentido, la afiliación sumó más de 1,7 millones de trabajadores desde antes de la pandemia.

Ante estas cifras, la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, indicó que «no sólo observamos una mejoría cuantitativa, superando los 21 millones de afiliados, también cualitativa. Nunca hasta ahora ha habido tantos afiliados a la Seguridad Social y nunca se habían registrado tantos con contrato indefinido, en torno a 14 millones».

Por otro lado, el departamento dirigido por Elma Saiz destaca que respecto al nivel previo a la pandemia (diciembre 2019), la afiliación creció en más de 1,7 millones de personas en términos desestacionalizados. Además, la creación de empleo en España (+8,9%) supera a la de los grandes países europeos (Francia, +5%; Italia +3%, y Alemania, +1,4%) en comparación con ese nivel anterior a la covid-19.

El aumento del empleo es más destacado que en estos países también desde el inicio de la guerra de Ucrania. En España, creció un 6,9%, mientras que en Francia y Alemania se registran repuntes cercanos al 2% en este periodo

Empleo en mujeres

Por sexos, 9.999.282 mujeres trabajaban en España en abril, 103.132 más que en marzo. De hecho, la mayor parte del empleo creado en el último mes corresponde a mujeres (más de la mitad, con un 56,5%). En los registros de afiliación diarios, las afiliadas mujeres superaron los 10 millones desde el día 15 al día 29 de abril.

Además, la afiliación entre los menores de 30 años se incrementó un 11,4% desde la aprobación de la reforma laboral, lo que supone cinco puntos porcentuales por encima de la media (6,4%).

Por otra parte, Seguridad Social subraya que el incremento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es especialmente intenso en sectores de alto valor añadido, como información y comunicación y actividades profesionales, científicas y técnicas. Estos sectores arrojan crecimientos superiores al 17% frente a la situación prepandemia. De hecho, más de uno de cada cinco afiliados se incorpora a estos dos sectores desde entonces.

Cae la temporalidad

En conjunto, ahora hay más de 3,4 millones de afiliados (3.489.343) con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma. Se alcanza así la cifra histórica de en torno a 14 millones de ocupados con contrato indefinido, de los que casi 9,6 millones son a tiempo completo.

Además, en abril, el porcentaje de afiliados con contrato indefinido se sitúa en el 87,4%, su máximo histórico, creciendo 16,9 puntos desde la reforma laboral. Así, la tasa de temporalidad sigue en mínimos históricos (el 12,6%). En el caso de los menores de 30 años, la reducción del nivel de temporalidad es más intensa, bajando en 34 puntos porcentuales (del 53,1% al 19,2%) respecto al nivel que tenía antes de la reforma.

Los efectos de la reforma laboral también se perciben en la evolución de los afiliados con contratos indefinidos a tiempo completo en el último año, que crecen con mayor intensidad (4,2% interanual, 389.899 más) que los de tiempo parcial (3,8%, 89.552 más) y que los fijos discontinuos (1,7%, que son 16.788).

Por último, el número de trabajadores en ERTE se mantiene en niveles mínimos, en torno a los 10.000, menos del 0,1% del total de afiliados.

¡Difunde la noticia!