Buscar

OPINIÓN

Odio y discriminación, con nuestro dinero no

Eslóganes vacíos

El gobierno municipal es muy dado a los eslóganes para transmitir mensajes con el objetivo de persuadir a los vecinos. Un ejemplo de ello fue el fraudulento proceso “Rivas, Párate a Pensar” con el que intentó blanquear su cacicada para que nuestra ciudad no continuara creciendo y así seguir controlando su cortijo con mano de hierro disfrazada de una falsa participación ciudadana.

Recordemos que en mayo de 2021 el Partido Popular ganó las elecciones autonómicas en Rivas Vaciamadrid y la izquierda ripense sintió que se tambaleaba su chiringuito. Había que tomar medidas urgentes para impedirlo y en julio de ese mismo año decidió de forma unilateral, sin consultar al Pleno de la Corporación y vulnerando lo que establece la ley, paralizar el urbanismo ante el peligro de que los nuevos vecinos que llegaban a nuestro municipio, sin nada que agradecerles, no les votaran. A pesar de todas las argucias puestas en marcha por una izquierda maquiavélica, que no quiere perder sus prebendas únicas en toda España, el Partido Popular ganó las pasadas elecciones municipales, teniendo que recurrir los derrotados al pacto que les mantiene en el poder a pesar de sus diferencias.

Los eslóganes que tanto utiliza la izquierda de Rivas como estrategia de comunicación para convencer, están vacíos de contenido y totalmente desconectados de la realidad. Otra muestra de frases huecas sin hechos que las respalden tenemos “Rivas, Ciudad del Deporte”.

El pasado 20 de agosto, todo el país se concentraba para disfrutar del partido que disputaban España e Inglaterra en el Mundial femenino de fútbol. Muchos ayuntamientos, de todos los colores políticos y de todos los tamaños, habilitaron espacios municipales y pantallas gigantes para que los vecinos pudieran compartir un encuentro que hizo vibrar a todo un país que apoyaba a su selección, demostrando que la capacidad de convocatoria del fútbol femenino puede ser similar a la de su versión masculina.

Rivas Vaciamadrid tenía un aliciente añadido para haber habilitado un espacio municipal desde el que seguir un partido tan importante pues el seleccionador nacional, Jorge Vilda Rodríguez, es vecino de nuestra ciudad, pero nuestro ayuntamiento decidió no hacerlo. El gobierno que se dice feminista y presume de ser “Rivas, Ciudad del Deporte” no acompaña al país en su alegría y permanece impasible ante la victoria que ha llevado a la selección nacional a formar parte de la historia del fútbol femenino al proclamarse campeonas del mundo.

A pesar del silencio y la omisión institucional, los ripenses nos sentimos orgullosos por la consecución del Mundial, una victoria que es resultado del trabajo realizado por las 23 jugadoras de la Selección, el seleccionador y el resto del equipo técnico.

En “Rivas, Ciudad del Deporte” son muchos los clubes deportivos que se sienten abandonados e ignorados por el ayuntamiento en el reparto de los espacios para poder entrenar y/o realizar torneos. Nuestra ciudad, con 100.000 habitantes, necesita nuevas instalaciones deportivas. Esto es algo que no depende de la Comunidad de Madrid y, por tanto, la izquierda no decreta emergencias deportivas ni fomenta plataformas que se manifiesten a las puertas de los polideportivos para increpar a Ayuso, pero nuestra ciudad está infradotada de espacios para practicar deporte. Es imprescindible que se construyan nuevas instalaciones deportivas y se rehabiliten las ya existentes, como el césped de los campos de fútbol Casa Grande que, a punto de comenzar la  nueva temporada, continúan en idéntico deplorable estado por la dejación del ayuntamiento.

En “Rivas, Ciudad del Deporte” se deben instalar cubiertas en pistas deportivas de modo que la práctica de modalidades como el hockey, por ejemplo, esté garantizada con independencia de las condiciones meteorológicas.

En “Rivas, Ciudad del Deporte” se debe crear un centro acuático con piscinas climatizadas que permita resolver el déficit de piscinas existente actualmente en el municipio. Es una inversión que un municipio como el nuestro puede acometer perfectamente.

Hay muchísimo por hacer y para que “Rivas, Ciudad del Deporte” no sea un eslogan vacío de contenido, el gobierno municipal debe demostrar con hechos que el deporte es una prioridad y que tiene voluntad política de adoptar y promover prácticas de buen gobierno en la gestión deportiva.

¡Difunde la noticia!