Este mes entrevistamos a Yasmin Elena Manji Carro, concejala de Feminismos y Diversidad.

 

Estamos en pleno mes de marzo, un tiempo en que tradicionalmente, las mujeres salen a la calle y a los medios para reivindicar su espacio propio en la sociedad  y a denunciar las diferencias discriminatorias y agresiones que se cometen contra ellas.

PREGUNTAS

1.- ¿Cuánto podemos celebrar hoy los avances en igualdad de derechos de la mujer?

Tenemos sin duda, mucho camino recorrido. Aunque más que celebrar, el término correcto sería reconocer. A día de hoy tenemos muchas mujeres referentes que gracias a su compromiso y a su lucha consiguieron los derechos que actualmente tenemos. Pero ser conscientes de todos estos derechos nos supone también ser responsables para seguir comprometidas para lograr todos aquellos que aún nos quedan, para lograr una igualdad total y real.

2.- El peso fundamental de las tareas cotidianas en la sociedad de hoy, todavía recaen sobre la mujer ¿se han incorporado los hombres al reparto de esas tareas?

Aunque se ha avanzado mucho en los últimos años, aún estamos lejos de poder considerar que las tareas domésticas y de cuidados en general están siendo repartidas por igual. Según los últimos datos del INE, prácticamente todas las mujeres (93%) cocinan o realizan tareas domésticas mientras que solo lo hacen 3 de cada 5 hombres. Incluso si miramos únicamente la población que tiene un trabajo remunerado a jornada completa, las mujeres dedicamos al trabajo no remunerado 11 horas semanales más que los hombres.

3.- Este tiempo de pandemia está modificando las relaciones en todos los sentidos (mundo laboral, familiar, entre parejas, etc.). ¿Cómo considera que se están alterando esas relaciones?

No sé si aún será pronto para establecer cómo está afectando esta pandemia en la que aún vivimos. Pero como en todas las situaciones en las que se dan cambios grandes, estresores importantes, es lógico pensar que en aquellos espacios en los que no se tuvieran las herramientas adecuadas, o ya existieran problemas, se hayan visto más afectadas ante esta situación.

4.- ¿Cree que la pandemia está suponiendo un retroceso para las mujeres en su camino de liberación, en los planos hogar, laboral…?

El hecho de que durante meses hayamos tenido que estar en nuestras casas no nos afecta por igual a mujeres y hombres porque no tenemos la misma relación con el hogar y con los cuidados. Como se veía con los datos del reparto de las tareas domésticas, las mujeres especialmente nos hemos encontrado en situaciones muy complicadas para poder combinar el trabajo, el cuidado de menores o de personas dependientes, el cuidado del hogar, todo a la vez.

5.- Acabamos de presenciar la modificación de la sentencia al asesino de nuestra vecina Mati, ¿en qué medida estas prácticas judiciales responden a la ideología de los jueces y cuanto a la no evolución de la justicia?

Es evidente que existe una justicia patriarcal, no solo en este país, sino a nivel global. Precisamente, en los últimos años este es uno de los focos en la lucha feminista. Acabar con las violencias machistas es un asunto que nos atañe como sociedad y donde todas las instituciones deben de estar implicadas y comprometidas para hacerlo posible. Por eso, es tan preocupante esta sentencia del Tribunal Supremo, ya que entendemos que supone dar un paso atrás en la defensa de las mujeres víctimas de violencia de género. La Justicia debe avanzar y debe de ser capaz de transformar las estructuras como una forma de combatir el machismo y las violencias machistas. Y desde el Ayuntamiento de Rivas seguiremos presentándonos como acusación particular en todo juicio por crímenes machistas que sucedan en nuestra ciudad.

 

6.- El movimiento feminista se ha hecho muy fuerte en los últimos años, pero ahora parece como que la unidad se ha roto, ¿Cuáles son las razones?

Las mujeres somos diversas y esa diversidad y pluralidad también está presente en el movimiento feminista. Sin embargo, eso no nos ha impedido unirnos para luchar, incluso a nivel internacional, contra las desigualdades que sufrimos en todas las esferas de la vida, desde los cuidados hasta la brecha salarial. En los últimos años, se ha demostrado que el movimiento feminista es imparable. Hemos ido tejiendo espacios de sororidad, desde lo común, demostrando que somos más fuertes cuando estamos juntas. Y esto no ha gustado a quienes perpetúan el patriarcado y hacen lo imposible por negar la realidad que sufrimos las mujeres o intentan borrar de la historia a nuestras referentes, como quisieron hacer con el muro de Ciudad Lineal, por poner algún ejemplo. Por eso, ahora más que nunca, creo que es clave que sigamos remando juntas hasta hacer tambalear esta estructura patriarcal, que pone en tela de juicio siempre nuestros derechos, y lograr una sociedad igualitaria. Como  plantea el lema del 8M este año, “Ante la emergencia social, el feminismo es esencial”.

7.- ¿Se está produciendo coordinación y trabajo conjunto entre los varios grupos feministas en Rivas? ¿Puede apuntar algunas acciones comunes?

Efectivamente, desde la concejalía de Feminismos y Diversidad tenemos como prioridad coordinarnos con los colectivos que trabajan el feminismo y la igualdad en su día a día. Desde el Consejo de Mujeres donde participamos la concejalía junto a entidades, colectivos y vecinas hemos lanzado un amplio conjunto de actividades alrededor del 8 de marzo. Además llevamos meses trabajando de manera colectiva con muchas vecinas de Rivas y colectivos feministas en la construcción de un espacio feminista en nuestro municipio.

8.- Quizás los vecinos y vecinas tengan interés en conocer su opinión sobre la llamada Ley Trans.

La Ley Trans, si no hubiera habido repetición de elecciones, estaría ya aprobada a día de hoy. Reconocer el derecho de las personas trans a que su identidad sea reconocida sin que, para ello, tengan que pasar por un proceso patologizador es un compromiso de todas las organizaciones de izquierdas desde hace años y se trata de una defensa de los derechos humanos. El derecho a su identidad ya existe desde hace más de una década. Lo que ahora se está regulando es su despatologización, que ningún médico o médica tenga que decir que son personas enfermas para acceder a sus derechos, a su derecho a la autodeterminación y de acceso a todos los tratamientos necesarios. Esta ley es un proyecto de Unidas Podemos incluido en el Acuerdo de Gobierno y no hay que olvidar que hacerla efectiva es necesario para que los derechos sean reales y para avanzar hacia la igualdad y la justicia social de las personas LGTBI.

9.- ¿Algo más que añadir?

Este 8 de marzo, aunque diferente y atravesado por la pandemia, desde Rivas hemos seguido trabajando con acciones y actividades que nos permitan avanzar hacia un mundo más justo e igualitario a través de un amplio programa, adaptado a las circunstancias actuales y cumpliendo con todas las normativas recomendadas por las autoridades sanitarias, en el que hay talleres, mesas redondas, actividades culturales y deportivas. Además, esta campaña es muy especial porque ponemos el foco en los feminismos de barrio para rescatar y homenajear a todas aquellas mujeres y vecinas que lucharon, y luchan, desde lo cotidiano por el bien común de nuestra ciudad. Rescatamos muchas de sus historias que merecen ser contadas porque no solo nos abrieron el camino, sino que forman y son parte de la memoria de Rivas y nos recuerdan que el feminismo también se construye desde lo cotidiano, desde el barrio.

 

También te puede interesar