En comunicado del Partido Popular expone que:

  • La Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, establece que se podrán someter a consulta popular aquellos asuntos de la competencia propia municipal y de carácter local, previo acuerdo por mayoría absoluta del Pleno, lo que en este caso no ha ocurrido
  • La portavoz del Partido Popular, Janette Novo, manifiesta que el Ayuntamiento anuncia una consulta ciudadana y además sugiere la respuesta
  • En la portada de la revista municipal del mes de octubre informa que habrá consulta y de forma sugestiva afirma que Rivas debe frenar su crecimiento urbanístico para cuidar la calidad de vida del municipio

El Ayuntamiento, tras suspender las licencias de construcción en el Sector B Cristo de Rivas el pasado mes de julio, ha anunciado que realizará una consulta del 18 al 24 de octubre proponiendo a los ciudadanos abrir un espacio participativo para pensar el modelo de crecimiento de la ciudad, pero en la misma portada de la revista afirma que Rivas debe frenar su crecimiento urbanístico para cuidar la calidad de vida del municipio.

“El eslogan Rivas, párate a pensar utilizado por el Ayuntamiento, debe ir más allá de la propaganda y dejar que los vecinos piensen por sí mismos. No se debe sugerir a los ciudadanos lo que le gustaría al Ayuntamiento que respondieran. Si se va a realizar una consulta, debe ser con todas las garantías y la primera de ellas es que con carácter previo a su realización tiene que ser aprobada por mayoría absoluta del Pleno, lo que no ha ocurrido en este caso en que no se ha sometido a  consideración de este órgano colegiado” -ha manifestado la presidenta del PP.

“En el artículo Rivas, párate a pensar de la revista Rivas al Día, se informa que se celebrará consulta ciudadana para responder a la siguiente cuestión: ¿Debe Rivas parar su crecimiento urbanístico y poblacional para definir un modelo de desarrollo urbano para las próximas décadas?, y en la portada de la revista sugiere a los vecinos la respuesta cuando dice textualmente que Rivas debe frenar su crecimiento urbanístico para cuidar la calidad de vida del municipio. Esto no es serio, es una consulta totalmente manipulada y sugestiva que además no cumple con los requisitos legales establecidos para una consulta” –concluye la portavoz.

Mientras se dilata el tiempo, las licencias de construcción llevan suspendidas desde el mes de julio, lo que está ocasionando un perjuicio considerable a las empresas que trabajan en la zona y a las personas que tenían como proyecto establecer su residencia en nuestra ciudad.

Además de la sugestiva consulta, que no soluciona los problemas relacionados con las infraestructuras eléctricas, retranqueos de gaseoductos, colectores, tanque de tormentas, enlace con la M50, situación de la Cañada Real, etc., el Ayuntamiento como administración actuante, no ha tomado ningún tipo de medidas ni ha llevado a cabo gestiones efectivas para solucionar esta situación que lleva encallada desde el mes de julio.

Por su parte Bernardo González exconcejal de Ciudadanos y ahora no adscrito  manifiesta lo siguiente:

La Consulta Popular del 18 al 24 de octubre “Rivas, párate a pensar” no se ajusta a la legalidad

Bernardo González, ha solicitado por registro que paralización urgente de todos los actos relacionados con la Consulta Popular, así como esta. Hasta que no se ajuste a la legislación vigente en esta materia.

González ha denunciado que “las Consultas Populares vienen reguladas por la legislación vigente en el ámbito local, autonómico y estatal” añadiendo que siendo claros los pasos a seguir el Equipo de Gobierno ha decidido hacer una consulta popular sin el procedimiento legal establecido“.

González explica que “he propuesto al Equipo de Gobierno que proceda a llevar una propuesta al pleno para su aprobación en concordancia con la legislación vigente en esta materia, y una vez alcanzado dicho acuerdo remitir dicha propuesta a la Comunidad de Madrid para que está lo remita a la Administración General del Estado para que cuente con la autorización de ambas instituciones”  y así según el edil “el Gobierno de la Comunidad de Madrid podrá efectuar la convocatoria mediante Decreto que debe contener, de conformidad con el acuerdo plenario, el objeto de la consulta así como el lugar y fecha de la misma.

El concejal ha explicado que “esta consulta precipitada se debe a la cruzada que tiene este gobierno con la empresa Jarama Desarrollos que desarrolla el sector del Cristo de Rivas, como ya desprendió el propio Alcalde en unas declaraciones recientemente”  en las que el Alcalde afirma que esperaba que no se judicializara la paralización de las licencias en ese sector, ya que esperaba que la empresa Jarama Desarrollos presentara un plan de plazos ciertos para terminar la urbanización del Sector del Cristo de Rivas

“Con esta Consulta Popular parte del Equipo de Gobierno pretende maquillar su mala gestión urbanística durante sus últimos 30 años de gobierno” ha afirmado Bernardo González, concluyendo que “no se puede engañar a los ripenses, porque ellos son los responsables del modelo actual de ciudad que es Rivas en la actualidad”.