El Hospital Universitario del Sureste ha realizado con éxito una resección completa de la pared del duodeno con una técnica endoscópica novedosa. Esta técnica se utiliza únicamente en centros de endoscopia avanzada y, principalmente, para tratar lesiones colorrectales. Con su realización, el Hospital Universitario del Sureste se convierte en uno de los pocos centros en el país que realiza la extirpación en bloque de lesiones de duodeno y el único hasta la fecha en llevarla a cabo en España con un nuevo dispositivo diseñado para duodeno. Esta técnica evita la cirugía y la recuperación del paciente es más rápida.

El Dr. Jorge Núñez Otero, del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario del Sureste, ha intervenido a una mujer de 52 años con un pólipo de 3 centímetros en duodeno que fue extirpado en un primer intento con la técnica endoscópica convencional pero que reapareció 4 meses después.

Por este motivo se realizó una resección completa de la pared duodenal utilizando un nuevo dispositivo endoscópico. El procedimiento estuvo asistido por un balón de dilatación que facilitó el paso por el esfínter esofágico superior y el píloro. El procedimiento cursó sin complicaciones y puede calificarse de exitoso.

Este nuevo dispositivo permite la extirpación de determinadas lesiones, que por su localización y tamaño son malas candidatas a las técnicas endoscópicas convencionales. En estos casos de difícil acceso la solución era la cirugía. Con este nuevo dispositivo se evita la misma por lo que disminuye el riesgo de complicaciones y la recuperación es más rápida. Hay que destacar que la utilización de este dispositivo para la resección completa de la pared del duodeno en este caso es la primera vez que se realiza en España.

Destacar que este caso ha sido presentado en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva, llevado a cabo de forma virtual en noviembre de 2020.

DESCRIPCIÓN BREVE DE LA TÉCNICA

La resección completa de la pared, o resección transmural endoscópica (RTMe), es una técnica innovadora para el tratamiento de lesiones colorrectales de difícil abordaje, recurrentes o fibróticas, que permite su extirpación en bloque.

Centrándonos en las lesiones duodenales, su extirpación endoscópica convencional tiene un alto riesgo de complicaciones y la cirugía una morbilidad nada desdeñable.

El dispositivo empleado para la resección completa de la pared de lesiones colorrectales se ha venido utilizando también para lesiones de estómago y duodeno, con ciertas limitaciones en relación a su grosor y estructura, lo que afectaba su eficacia y seguridad.

Recientemente se ha desarrollado un dispositivo específico para duodeno, de diámetro menor (19,5 mm frente a 21 mm), con inserción asistida por un balón de dilatación y sutiles cambios en su estructura. Estas características minimizan el riesgo de sangrado o laceraciones.

 

También te puede interesar