El Gobierno ha destinado 150 millones a proyectos piloto de cuidados alternativos al modelo residencial

 

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, indicó que su departamento ha financiado con 150 millones de euros dos proyectos piloto para experimentar modelos de cuidados alternativos al residencial.

Así lo señaló durante el diálogo ‘Cambio del modelo estatal de cuidados de larga duración’, un acto organizado por la agencia de noticias Servimedia en el que, moderados por su director, José Manuel González Huesa, participaron el presidente de la Plataforma de Mayores y Pensionistas, Ángel Rodríguez; la presidenta de la Fundación Pilares, Pilar Rodríguez; la directora de la Cátedra de la Unesco Mujeres, Desarrollo y Culturas de la Universidad de Vic, Sandra Ezquerra, y Dolors Comas, profesora de Antropología Social y Cultural en la Universidad Rovira i Virgili.

Nacho Álvarez explicó que mientras en España se debate sobre el número máximo de personas en una residencia o acerca del tamaño de las unidades de convivencia (15 personas como máximo), se pierde detalle de los modelos alternativos a las macroresidencias. Entre ellas, citó el ‘cohousing’ o los apartamentos tutelados.

En ese sentido, comentó que Derechos Sociales ha destinado 150 millones de euros a dos experiencias de este tipo impulsadas por Fundación Matia y Fundación Pilares, teniendo en cuenta que estas iniciativas “se han comportado mucho mejor” en términos de incidencia y de mortalidad que las residencias durante la pandemia.

Por su parte, Sandra Ezquerra llamó a acometer “una revisión en profundidad de la ley estatal de cuidados” para incorporar “iniciativas muy interesantes” como las cooperativas de cuidados de personas mayores, que actualmente, debido a la “insuficiencia de apoyos públicos, sólo se las pueden permitir la gente con un alto nivel adquisitivo”.