Se trata de una de las acciones acordadas durante el encierro del Gobierno municipal por la urgencia del cuarto centro de salud.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, la vicealcaldesa y portavoz del PSOE, Mónica Carazo, y las portavoces de IU-Más Madrid-EQUO y Podemos, Aída Castillejo y Vanesa Millán, han acudido este martes al Defensor del Pueblo para registrar una queja en relación a la discriminación de la Comunidad de Madrid a Rivas respecto al cuarto centro de salud.

Esta acción es una de las que se acordó en la asamblea ciudadana celebrada el pasado jueves 7 de abril durante el encierro que el equipo de Gobierno ripense protagonizó en el Ayuntamiento para reclamar la urgencia de este nuevo equipamiento sanitario.

En la queja, el Ayuntamiento recuerda que el municipio se encuentra en una situación de colapso sanitario “por el cual cerca de 20.000 personas del barrio de La Luna deben desplazarse varios kilómetros para acceder a un centro de salud”.

Asimismo, en la formulación del problema se plantean las distintas reuniones que el alcalde ha mantenido durante varios años con los diferentes consejeros de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la última con Enrique Ruiz Escudero en febrero de este mismo año, en la que se avanzó en una colaboración que finalmente el Gobierno regional ha rechazado.

Por todo ello, y según refleja el escrito, el Gobierno ripense se ha visto obligado “a formalizar esta queja, ya que, siendo Rivas la ciudad con más crecimiento de la Comunidad de Madrid, se encuentra incomprensiblemente discriminada por parte del Gobierno regional, que vulnera de forma sistemática los derechos fundamentales de la población” ripense.