Desde Partido Comunista de España (PCE) en Rivas Vaciamadrid queremos realizar un análisis rápido de los resultados electorales a nivel municipal, a falta de poder realizar estudios más exhaustivos.

Ante la victoria contundente de la derecha y extrema derecha en nuestra Comunidad sólo nos queda seguir trabajando para fortalecer las organizaciones populares y dar la batalla por la hegemonía política en una región con 26 años de asimilación del neoliberalismo. Evidentemente desde las fuerzas progresistas debemos seguir pensando en cómo generar propuestas que sumen a la mayoría social.

Frente a los titulares fáciles que plantean que en Rivas gana la derecha, una simple suma nos muestra lo contrario. Si los resultados autonómicos fueran los de Rivas, Ayuso no sería presidenta. El bloque progresista logra en torno al 53,5% de los votos, a pesar de que el PP haya quedado como primera fuerza política con el 34% de los votos.

Este fenómeno ocurrió en 2011, donde el PP logró un 35% quedando como primera fuerza política, el PSOE un 28,94%, IU un 21,62% y UPyD un 6,54%. En aquella ocasión el bloque progresista sumó un 50,56%.

Para quién quiera hacer creer que esto tiene una traslación a nivel municipal realizará un gran error. En 2011, por usar ese ejemplo, votando el mismo día en autonómicas y municipales, IU logró a nivel local un 45,34% (su única mayoría absoluta), seguido del PP con 26,7%, el PSOE 13,77% y CDR un 6,58%.

A nivel autonómico y elecciones generales opera el llamado voto “útil” a pesar de que Madrid es una única circunscripción y cualquier fuerza que llega al mínimo exigible no se ve penalizada como en las comunidades pluriprovinciales. La mayoría de votantes de izquierdas apuestan por partidos que consideran que pueden obtener mejores resultados. Si miramos los datos de 2007, 2011, 2015 y 2019 ninguna vez ha ganado las autonómicas IU (en dos ocasiones el PSOE, en dos el PP y una Podemos), pero desde 1991 la alcaldía la ostenta Izquierda Unida.

La división en varias candidaturas en el bloque progresista no ha sumado diputados a nivel autonómico, el cual ha bajado de 64 a 58 (a pesar de la subida de 4 diputadas MM y 3 de Unidas Podemos, que a nivel local también han subido respecto a 2019) ante el descenso de 13 representantes del PSOE.

Ante esto, el PCE sigue realizando dos llamamientos al conjunto de la población de Rivas:

  • La ORGANIZACIÓN, es más importante que nunca, que ese 53% que en Rivas apuestan por el progreso frente a la reacción.. Esas 28.000 personas son fundamentales para fortalecer los sindicatos de clase, las asociaciones de vecinas y vecinos, el movimiento juvenil y estudiantil,… no podemos ser simplemente votantes cada cierto tiempo, debemos dar un paso al frente para la construcción de hegemonía.

  • La UNIDAD, como tradición política del PCE desde la época de José Díaz. Las fuerzas políticas transformadoras deben entenderse. Izquierda Unida en Rivas debe liderar la propuesta de unidad junto a los y las compañeras de Podemos y Más Madrid para garantizar las políticas de izquierdas en nuestra ciudad.

También te puede interesar