Se le imputan nueve delitos de robos y estafa y había sido detenida por hechos similares

La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 47 años y nacionalidad española acusada de robar joyas, dinero y tarjetas de crédito a nueve personas ancianas a las que cuidaba en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid.

La mujer, contratada para asistir a octogenarios en sus domicilios, está acusada de nueve delitos de hurto y otros tantos de estafa -aplicando la agravante de abuso de confianza- y ya contaba con antecedentes por hechos similares.

La voz de alarma la dio la hija de una de las víctimas al interponer una denuncia ante la Guardia Civil, donde alertaba de la ausencia de algunas joyas y dinero en efectivo en el domicilio de su madre, además del uso fraudulento de su tarjeta.

En ese momento se inició una investigación durante la que los agentes visitaron los comercios donde se habían realizado cargos en la tarjeta, así como tiendas de compro oro de la localidad madrileña, donde localizaron algunas de las joyas sustraídas.

Las sospechas se centraron sobre esta mujer, que estaba contratada como asistente de personas mayores, acreditándose que aprovechaba esta condición para robar a las personas a su cargo, todas octogenarias.

Gracias a las piezas de joyería intervenidas en tiendas de compro oro, los investigadores localizaron a ocho víctimas más de esta mujer y su modus operandi.