La Guardia Civil ha desalojado esta tarde a los cuatro okupas que se habían apropiado de un piso tutelado en Rivas Vaciamadrid que era utilizado por una Asociación para ayudar a jóvenes autistas. Los okupas llevaban más de un mes ocupando la propiedad.

Dos de los okupas han abandonado la vivienda sin ofrecer resistencia. En el interior se podía comprobar que en algunos momentos ha habido, al menos 5 personas convivientes.

En la vivienda hay destrozos y ha desaparecido, al menos, un televisor.

La Fundación Aucavi, titular del piso social en el que trabajan con jóvenes con autismo, mostraba pese a todo su satisfacción por recuperar uno de los recursos esenciales para poder seguir atendiendo a personas con TEA a lo largo de todo su ciclo vital y a sus familias.

El piso en el que trabajan en Rivas fue usurpado entre los días 27 y 30 de septiembre por unos jóvenes que aseguran no tener otro hogar.

El responsable de Aucavi, con la intermediación de la Guardia Civil, pudo hablar con los jóvenes que usurparon la vivienda después de forzar la cerradura y tras esta conversación se comprometieron a abandonarla en un plazo de once días.

Pero el 12 de octubre estas personas trasladaron su negativa a dejar el piso. Por ello, la fundación interpuso una denuncia correspondiente en los juzgados de Arganda del Rey.

Los okupas aseguraban a Telemadrid que se marcharían en los próximos días, pero lso responsables de la Aucavi, tras lo ocurrido no confíaban que ocurriera eso.

Finalmente, con la presencia de la Guardia Civil, esta tarde se ha producido el desalojo y los responsables del piso tutelado han procedido al cambio de cerraduras y a la instalación de una alarma.

Aucavi atiende desde 2005 a personas con TEA a lo largo de todo su ciclo vital y a sus familias. Actualmente ofrece servicio diario a más de 140 familias que viven en primera persona los retos que esto supone. Las personas con TEA requieren de apoyos muy especializados e intensos a lo largo de su vida y en todos los ámbitos de desarrollo, “lo que constituye el eje vertebrador de todos los servicios que presta la Fundación”.

Para este fin Aucavi tiene a su disposición dos pisos, cedidos en régimen de alquiler por la Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid. En ellos se desarrolla este programa de capacitación personal, realizando estancias, actividades con pernocta de hasta siete días y actividades diurnas contextualmente significativas.

Los jóvenes de Aucavi que las emplean realizan un mínimo de dos estancias al año. Allí llevan a cabo diversas actividades, como realizar la compra del hogar, la limpieza, las comidas y disfrutar de una convivencia en un contexto diferente al familiar. Además, acuden a diario jóvenes de Aucavi para realizar las tareas domésticas de cuidado del hogar.

El Servicio de Ocio de la fundación también utiliza este recurso en colonias que suponen un enorme beneficio tanto para las personas con TEA como para sus familias, facilitando sus tiempos de respiro, ocio y conciliación familiar. “Todo este programa, absolutamente crítico para el desarrollo vital de las personas con TEA que atiende la Fundación Aucavi, se ha visto alterado para los jóvenes que acuden a la vivienda de Rivas”, han denunciado.

También te puede interesar