La Comunidad de Madrid dispone de 23 humedales catalogados. Dentro del Plan estratégico que comenzó a elaborarse en 2020, este año se destinarán 420.000 euros para el estudio y protección de nuevas masas de agua. Y la idea es aumentar estas zonas de agua, como los que se encuentran en la  finca El Porcal, situada en Rivas Vaciamadrid, dentro del Parque Regional del Sureste, que ha sido restaurada por Cementos Portland y la empresa FCC, con la colaboración de la asociación naturalista Naumanni , donde ha acudido de visita la Presidenta I.Díaz Ayuso.. El compromiso es duplicar el catálogo de humedales existentes gracias a este plan dotado de 11 millones de euros para desarrollar en 10 años. Se trata de una herramienta que fija unos objetivos de conservación, un marco normativo de protección general y otro específico para cada humedal, así como diversas actuaciones para la mejora de la calidad hídrica y ecológica de las láminas de agua y de su capacidad de acogida para la fauna.

A través de este plan se ha restablecido la biodiversidad en la Laguna de San Juan, en Chinchón y en las Lagunas de El Sotillo y Picón de los Conejos, en Velilla de San Antonio, y se están adecuando otros siete espacios catalogados con la restauración de los suelos degradados, la reforestación de sus entornos, la mejora de, equipamientos de uso público, caminos y vías de acceso. Entre las actuaciones contempladas en el plan también destacan las patrullas de vigilancia de fauna para erradicar las especies exóticas invasoras que han colonizado estos ecosistemas y que ponen en riesgo su equilibrio natural.

Además, entre 2020 y 2021 se han identificado 571 zonas húmedas en toda la región, pertenecientes a diversas tipologías y con diferentes grados de conservación. De ellas, se han preseleccionado 100, con el objetivo de incorporar al catálogo aquellos que tengan un valor medioambiental añadido. Actualmente se está estudiando cuáles serían los candidatos más adecuados para pasar a engrosar la lista regional de humedales.

RESTAURACIÓN EN RIVAS VACIAMADRID

Sobre la finca El Porcal, la presidenta ha explicado que, tras las labores de mejora, y junto con las lluvias, han surgido varias lagunas artificiales en esta zona, que se utilizó durante años para la extracción de áridos. Después de cesar la actividad industrial y el cuidado del área, aparecieron interesantes formaciones vegetales y poblaciones de fauna y especies que habitan en las singulares estepas de yesos y cereales de secano.

Las lagunas resultantes cuentan con diferentes profundidades para atraer aves e invertebrados. Además, se ha repoblado la zona con vegetación de ribera, se ha recuperado la población de anfibios y se han instalado cajas nido para fomentar la cría de aves y murciélagos. El proyecto también ha permitido identificar casi 200 especies de vertebrados: mamíferos como la nutria o el tejón; o aves amenazadas, como el cormorán grande, la malvasía cabeciblanca y la garza imperial, que ha establecido en el paraje la mayor colonia de cría de la región.

También hay peces, insectos, anfibios y reptiles, como el sapillo corredor.