El pasado miércoles 16 de febrero el Gobierno regional de Ayuso aprobaba la Ley de Medidas Urgentes para el Impulso de la Actividad Económica y la Modernización de la Administración, más conocida como Ley Ómnibus, «para impulsar la actividad económica y modernizar la Administración regional», según se afirma en el portal web de la Comunidad de Madrid. Se trata de una reforma legal del Ejecutivo autonómico que actúa sobre 50 textos normativos, entre ellos 31 leyes, tres decretos legislativos, seis nuevas regulaciones de rango legal y dos decretos. En este cómputo se incluye la derogación total o parcial que el proyecto realiza sobre cuatro leyes y otros cuatro decretos. Enrique López, consejero de Presidencia, Justicia e Interior explicó los cuatro ejes sobre los que pivota la Ley Ómnibus: la gestión eficaz de las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19; la mejora de determinados servicios públicos, especialmente a las personas más vulnerables; la adaptación de las normativas sobre urbanismo y medio ambiente a las nuevas realidades económicas; y la eficiencia del gasto público. Esta controvertida ley continuó su tramitación legislativa con el rechazo en la Asamblea de las enmiendas de los tres partidos de la izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidad Podemos), el jueves 24 de marzo.

Como en Covibar no somos ajenos a la actualidad, la Sala Miguel Hernández acoge el próximo jueves 5 de mayo un acto público convocado por la asociación Amigos de la Tierra, que pretende dar a conocer a la ciudadanía por qué esta y otras entidades, asociaciones, sindicatos y partidos políticos se oponen a esta ley, que, a su juicio, se va a aprobar sin consenso, y que afecta a temas tan dispares y e importantes como sanidad pública, ordenación del territorio y urbanismo, parques regionales, vías pecuarias, hacienda, transporte urbano, juego, policía local, Renta Mínima de Inserción (RMI), igualdad, carreteras, menores, transparencia y participación, emergencias o deporte, entre otros. Critican que, por ejemplo, en materia urbanística se da una nueva vuelta de tuerca a la liberalización del suelo; también que aumentará la opacidad alrededor de las actuaciones de altos cargos; o que se facilitará el control del organismo encargado de fiscalizar los contratos y gastos del Ejecutivo regional, eliminando la necesidad de mayorías reforzadas. Desde el PP, sin embargo, defienden que la norma impulsará la economía regional y eliminará las trabas burocráticas.

Al acto acudirán el alcalde de Rivas, Pedro del Cura; la vicealcaldesa de la ciudad y portavoz del PSOE Mónica Carazo; y Paco Cantó, representante de Amigos de la Tierra, guía activo de montaña, vocal de la junta de la Federación Madrileña de Montañismo, partícipe en la creación de espacios naturales madrileños y, en especial, en el Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Como moderador actuará Pedro Díez Olazábal, presidente de la Asamblea de Madrid (1991-1995) y alcalde de Arganda del Rey (1979-1989 / 1999-2003), también miembro de la asociación convocante.

Fecha: jueves 5 de mayo, 19:30 horas.

Lugar: Centro Social de Covibar. Avenida Armando Rodríguez Vallina s/n. Rivas-Vaciamadrid