Buscar

OPINIÓN

Rivas y la (des)memoria histórica

Consejos para elegir escuela infantil

Estimados lectores del TRT, no se lo van ustedes a creer. En vez de enfocarse en asuntos tan sabrosos como la afición de algunas concejalas a vestirse de fallera mayor en el Manzanares o de las disensiones en el club de paracaidismo grupo municipal de VOX, el consejo editorial de Zarabanda nos obliga a hablar de algo tan poco atractivo como la educación de 0 a 3 años. En fin, ¿qué cabía esperar de un medio cuyo director posa con una gorra de los Peaky Blinders? Pues nada, vamos a ello.

Rivas es un municipio joven, o eso nos venían diciendo desde el INE los últimos años. Por ello, cada mes de marzo muchas familias empiezan su periplo por las jornadas de puertas abiertas de las escuelas infantiles de nuestra ciudad en busca de una plaza para sus queridos retoños. Para aquellos que aspiran a una plaza en alguna de las escuelas públicas también les toca rellenar los formularios de solicitud que suelen acompañar con una vela a san Judas Tadeo, patrón de los imposibles. Por ello, el decano de la prensa digital ripense vuelve al rescate, ofreciéndoles sus mejores consejos para afrontar esta etapa crucial para los padres y madres que nos leen.

  1. No haga caso a los wokes. ¿Qué es eso de “escuelas infantiles”? Ignore esas moderneces y use el término “guardería” o “guarde” en los sus círculos de confianza. Si alguien se lo afea, ponga cara de Mario Vaquerizo y diga eso de que “ahora ya no se puede decir nada, antes había más libertad”.
  2. Espere al último minuto para informarse sobre las fechas de las jornadas de puertas abiertas. El libro de estilo de “Padres Hoy” señala que es de mal gusto preocuparse de estos temas con demasiada antelación así que deje pasar los alegres días del carnaval totalmente libre de desasosiegos y solamente empiece a preocuparse cuando vea a los progenitores de algún amiguito/a del parque con los formularios de solicitud y comentando las virtudes y defectos de alguna de las escuelas.
  3. Recurra a los foros de internet y a las redes sociales para informarse de los plazos. ¿Para qué informarse en la web municipal o en los medios de comunicación locales? Es mucho mejor ir a todos los foros de Facebook y preguntar por las fechas. También es buen momento para fijarse en los posts que aconsejan cuáles son las mejores escuelas del municipio. El hecho de que sean de 2016 no debe disuadirles de formarse una opinión con lo que allí se cuente.
  4. ¿Proyecto educativo? ¿Qué es eso? Desconfíe por sistema de cualquier escuela infantil guardería que quiera atraerle con esas palabrejas. Los proyectos educativos seguro que están hechos para adoctrinar a sus herederos/as, más aún en una ciudad como Rivas (la aldea gala y esas cosas…) Sus criterios de selección tienen que ser mucho más exquisitos, como el hecho de que tenga el nombre en inglés (siempre da más caché) o que en el nombre haga referencia a algún personaje de la ciencia o la filosofía. Bajo ningún concepto se fíe de propuestas como “Little Hitler”, “Stalin kids” o “Manson Mojo Dojo Casa House”.
  5. Montessori. Montessori, Montessori, Montessori, Montessori. Pues eso, que Montessori. Es importante que conozca este término y lo utilice con profusión con sus amistades a la hora de hablar de las bondades de su escuela infantil, aunque no tenga ni la menor idea de en qué consiste el método y sus ventajas. Lo importante es quedar como un padre o una madre moderna y snob. En caso de que le toque una conversación con alguien que domina el tema, no olvide citar también a un tal Pickler y criticar mirando por encima del hombro a aquellos que no tienen en cuenta estas cosas de vital importancia, aunque usted no sepa realmente para qué sirven.
  6. Prepárese para las manualidades. Llega un momento en la vida de los padres en que toca hacer hueco a los collares de macarrones y las castañuelas de chapa y cartón, aunque eso suponga guardar en el altillo la colección de funkos de Starwars o la de los mejores abanicos de la historia. Estudie bien el apasionante mundo de la goma EVA, las pistolas de silicona, las cartulinas y los bricks de leche convertidos en casilleros, no volverán a salir de su vida en muchos años.
  7. No todo son malas noticias. Separarse unas horas de su pequeño o pequeña puede resultar duro, pero tenga en cuenta un detalle. A partir de ahora, y durante unas horas al día, se ahorrará cambiar unos cuantos pañales. Le sorprenderá verse por las mañanas cruzando los dedos para que su vástago no haga aguas mayores antes de la hora de entrega en la escuela y salir corriendo una vez depositado en clase pensando algo así como: toma ya, ahora os lo coméis vosotros. No se sienta mal, todos somos humanos.
  8. Los grupos de Whatsapp. Y ahora la cruz de la moneda. Su vida no volverá jamás a la tranquilidad de la existencia previa a su debut en el grupo de Whatsapp de las familias de clase. Así que, ya que será inevitable el sufrimiento, forme parte de él participando habitualmente con preguntas de las que ya conoce la respuesta como: ¿Qué había que llevar los lunes de almuerzo?, ¿La ropa de cambio se lleva en bolsa de plástico o de tela? o ¿Cuánto hay que pagar para la excursión a la biblioteca? Y lo más importante: por supuesto no deje nunca, nunca, de felicitar a los padres del niño que cumple años hoy. Si no escriben allí las 18 madres y 2 padres que hay en el grupo y alguno decide romper esa maravillosa cadena de parabienes, dios matará un gatito por minuto hasta que recapacite.
  9. El AMPA de la escuelita. No olvide participar en el espacio de conexión entre toda la comunidad educativa del centro, la asociación de familias. Pero le aconsejamos que lo haga de la mejor manera posible, que, por supuesto es la más habitual, felicitando a las familias más activas: las que organizan las fiestas de carnaval o fin de curso, las que coordinan lo que se hace para la Navidad o las que se movilizan por la calidad de la educación. Hágales saber lo maravilloso de su desinteresado esfuerzo y lo mucho que les apoya en su denodada tarea, pero a continuación vuelva a casa a descansar que hay mucha plancha esperando y a ver si es que nos hemos vuelto todos locos.
  10. Montessori. ¿Habíamos dicho ya lo de Montessori? Ups, perdón.

Esperamos que estos consejos les sirvan de orientación en este proceloso mundo de las escuelas infantiles. Y recuerde: esto no ha hecho nada más que empezar.

¡Difunde la noticia!