Hasta 900 euros en premios y 5.000 bolsas serigrafiadas por compras superiores a 5 euros. Así se ha presentado hoy la campaña de comercio ‘Comprando en Perales de Tajuña ganamos todos’ que, desde este sábado y hasta el 31 de julio, presente incentivar las compras en los establecimientos de la localidad.

El Ayuntamiento de Perales de Tajuña ha puesto en marcha esta campaña, financiada en un 40% por la Comunidad de Madrid, con el objetivo de reactivar y potenciar el consumo local después de un año crítico marcado por la pandemia. La idea, tal y como ha apuntado la alcaldesa, Yolanda Cuenca, es “fidelizar a los clientes al tiempo que se les gratifica por comprar en establecimientos locales, en los que la cercanía es un valor añadido”.

Hasta el 31 de julio, los vecinos la localidad, así como las personas de la zona que se acerquen hasta Perales a comprar, podrán obtener papeletas por sus compras de más de 5 euros. Entrarán así en un sorteo de cinco premios consistentes en bonos desde 350 a 50 euros para gastar en los 18 establecimientos participantes. “De esta manera, el dinero de los premios aportado por los comerciantes revierte de nuevo en sus establecimientos”, ha explicado el concejal de Comercio, Juan José Moral.

Por su parte, el Ayuntamiento ha diseñado una campaña de promoción en redes sociales para que, a través de los canales municipales, los vecinos puedan conocer todos los comercios participantes. Aunque, sin duda, el gran atractivo de la campaña será el reparto de 5.000 bolsas serigrafiadas con el lema de la campaña. Se trata de bolsas de tejido non woven con las que el Consistorio recuerda el compromiso medioambiental de todos, en este caso, a la hora de ir a hacer la compra, apostando por un material muy resistente y que se puede reciclar.

“En los momentos más duros de la pandemia, fueron los comerciantes locales los que estuvieron ahí para echarnos una mano y que no nos faltase nada. Ahora es el momento de seguir confiando en ellos para nuestras compras”, ha comentado la alcaldesa, recordando que, al igual que ya se hizo el año pasado, el Ayuntamiento también ha eliminado la tasa de terrazas, ampliando el espacio de los hosteleros para mesas y sillas y dotándoles de una app para digitalizar sus cartas.

 

También te puede interesar