La incorporación de los sectores educativo y comercial a la separación y recogida de materia orgánica es imprescindible.

1.600 casas de Rivas ya utilizan el quinto contenedor

Colegios, establecimientos de hostelería y tiendas de alimentación. La empresa municipal Rivamadrid quiere que los sectores educativo y comercial de los barrios de La Luna, Covibar, La Fortuna y Cristo de Rivas se incorporen activamente a la separación y recogida selectiva de la materia orgánica doméstica que se deposita en el contenedor marrón, el denominado quinto contenedor.

Los restos orgánicos supone el 40% de los residuos domésticos producidos en España.

De momento, el quinto contenedor ya se ha implantado en las zonas residenciales mencionadas, que cuentan en sus calles con 80 recipientes de uso público. Además, Rivamadrid ha distribuido entre viviendas unifamiliares y comercios 30 contenedores más pequeños de sistema VACRI (volteo asistido de contenedores rodantes individuales), que facilitan el depósito de grandes cantidades de residuos que sus usuarios pueden luego volcar en el contenedor marrón grande de uso colectivo sin gran esfuerzo, gracias a un sistema de impulso automático (ver fotografía).

Más de 1.600 viviendas se han apuntado al proyecto a través de la app de la ciudad Rivasciudad o la web quintocontenedor.rivasciudad.es, aunque también se puede separar y depositar la materia orgánica sin necesidad de inscribirse en ambas plataformas.

Para comercios y colegios -grandes generadores de este tipo de residuos-, Rivamadrid ha desarrollado un sistema similar al de la app ciudadana: al depositar las bolsas con los restos orgánicos en el contenedor marrón que les corresponda, generan un sistema de puntos canjeables por bolsas compostables.

En el caso de las viviendas, por cada 20 puntos acumulados (cada viaje al contenedor marrón de calle suma un punto), Rivamadrid entrega un pack de diez bolsas. La contabilidad es posible mediante el escaneo con el móvil del código QR estampado en cada contenedor., que manda una alerta a la app.

TESTAR EL FUNCIONAMIENTO
“Buscamos colegios y comercios en las dos zonas de implantación que quieran ayudarnos a testar el buen funcionamiento durante este mes de septiembre”, dicen en Rivamadrid.

En los barrios de Covibar y La Luna se ubican la ciudad educativa municipal Hipatia, los colegios El Olivar, El Parque, La Luna, Rafael Alberti, Mario Benedetti y Santa Mónica y la escuela infantil La Escuela.

Foto adjunta: El quinto contenedor (recipiente marrón) ya se utiliza en algunos barrios de Rivas. DE LA VEGA