Ciclistas expresan su apoyo a los carriles frente a la masiva manifestación en contra

 

A lo largo de noviembre se han empezado a ver en las calles de la ciudad, principalmente del barrio centro, nuevos carriles bici integrados en la calzada, con balizamiento específico. Estas obras han sido financiadas con los fondos Next Generation para mejorar la movilidad sostenible en la ciudad.

En apenas una semana, casi 8.000 personas han firmado una iniciativa de change.org por la retirada de los nuevos carriles bici. 

Esta iniciativa surgió a raíz de varios post en los grupos vecinales de facebook.

Algunas de estas publicaciones indicaban que se estaba poniendo un nuevo carril bici justo al lado de un carril bici ya existente. Sin embargo, la mayoría de las publicaciones protestaban por la eliminación de un carril para los vehículos en favor de las bicicletas. Otros foreros replicaban que las calles de un único carril no son nuevas en la ciudad, dado que la Avenida Covibar y la Avenida de los Almendros, principales entradas a la ciudad por el barrio oeste, se componen de un único carril en cada dirección en la mayoría de su extensión, desde hace 40 años, sin que esto haya supuesto un aumento de la contaminación o de la peligrosidad.

La petición de la retirada de los carriles destacó en su manifiesto: <<Las mejoras deberían realizarse para beneficiar a los ciudadanos y no para simplemente “vender” que Rivas apuesta por el “medio de transporte alternativo”  a cualquier precio, (…) casi 93.000 personas, de las cuales, una gran parte de ella, necesita utilizar el coche para desplazarse a trabajar, para llevar a sus hijos al colegio o a otras actividades extraescolares, para comprar o para realizar muchas gestiones/actividades que por desgracia, en esta ciudad no es compatible realizarlas sin el coche>>.

En consecuencia, los demandantes señalan como potenciales consecuencias de los nuevos carriles bici: el aumento significativo del tráfico y de los tiempos de desplazamiento, así como la paralización del tráfico ante cualquier incidencia.

Ante esta movilización vecinal online, el Ayuntamiento de Rivas publicó una nota de prensa destacando que “el nuevo carril bici incrementa la seguridad y protección de las personas usuarias”. La administración encabezada por Aída Castillejo dice que los 21 nuevos carriles bici “siguen las tendencias de las principales ciudades de Europa, como Londres o Barcelona”.

Posteriormente, el PP local instó al Ayuntamiento de Rivas a la paralización de la instalación de los carriles bici recientemente instalados, debido a las protestas ciudadanas y porque consideran que el uso de la bicicleta en Rivas: “se reduce al ocio y a la práctica deportiva”. Desde el Partido Popular de Rivas consideran que el Ayuntamiento debería escuchar las quejas de los vecinos.

Tras estos días de movilización virtual, desde las redes sociales se convocó una concentración para ayer miércoles contra los nuevos carriles bici bajo el lema: “Es tú (sic) momento” frente al CEIP José Saramago.

Simultáneamente, se ha constituido una plataforma denominada “Respira y respeta Rivas” que ha convocado el mismo día y a la misma hora en el Auditorio Miguel Ríos “con nuestras bicis y patinetes”, coordinada a través de un grupo de WhatsApp.

Ambas concentraciones coincidieron ayer con desigual resultado. En torno a mil personas secundaron la concentración contra los carriles bici. A la misma acudieron Janette Novo, candidata del PP a la alcaldía, y Carlos Torrijos de Vecinos por Rivas.

Fotografía: Concentración convocada contra los carriles bici

“La imposición de los carriles es un despropósito, que incluso transcurre en paralelo a un carril bici ya existente”, ha denunciado Novo (PP). “Se ocasionan muchos atascos y muchas molestias a los vecinos, dado que la mayoría trabaja fuera de Rivas”, insiste la portavoz popular. Por su parte, Carlos Torrijos (convocante de la concentración contra los carriles bici) ha matizado que su denuncia va dirigida a “la instalación de este tipo de carril bici, no los carriles bici (en general)”.

En la otra convocatoria ciclista, la afluencia fue menor y alcanzó apenas un centenar de ciclistas. “Hay que pensar en el futuro, en mejorar como sociedad; los carriles y otras medidas para reducir la contaminación van por el buen camino” ha declarado un participante, que ha añadido que “se necesitan mejorar los medios necesarios para poder dejar la dependencia del coche”.

Fotografía: Bicicletada convocada a favor de los carriles bici

 

Estos carriles bici no son una novedad

La oposición acusó al Gobierno local de “improvisar” este modelo de movilidad en el que la bicicleta comparta espacio con los vehículos y no con el peatón. Sin embargo, la candidatura que encabeza el gobierno local, Izquierda Unida-Equo-Más Madrid ya incluía en su programa electoral: “El desarrollo de los trazados del carril bici, tomando en cuenta las diversas modalidades de uso (…), como medio de transporte y no solo como ocio y/o deporte.”

Hasta enero de 2019, el Ayuntamiento seguía apostando por los carriles compartidos y acondicionó diversas zonas con este fin. En cambio, ciudades como Barcelona ya iniciaron el cambio a los carriles segregados, a los que ahora se suma Rivas.

Además, pese a lo reciente de la protesta, el plan municipal de establecer los carriles bici de este modo era público -al menos- desde mayo, sin que hubiera desatado tanta polémica hasta este momento. También tuvo lugar posteriormente la solicitud de subvención con fondos europeos para la construcción de estos carriles y las propuestas (similares) recogidas en el proyecto “Rivas, Párate a Pensar” que apuntaban en este sentido.

Respecto a las propuestas ciudadanas y sociales que específicamente proponían que sean los vehículos quienes compartan el espacio con la bicicleta (y no el peatón), como se viene haciendo en muchas ciudades, hay varias propuestas diferentes: desde el carril segregado, tal y como lo ha diseñado el consistorio, hasta situar el carril bici entre la zona de aparcamiento y la acera, de modo que haya mayor protección para el ciclista. 

También hay propuestas consistentes en convertir en unidireccionales algunas calles para que compartan espacios: un carril para vehículos y otro para bicicletas.

 

¿Hay un consenso sobre carril bici desde las administraciones competentes?

Desde Zarabanda hemos querido profundizar en las recomendaciones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En sus “Recomendaciones para proyectos de infraestructura ciclista en el marco de las ayudas a Ayuntamientos”, asociadas a la Inversión 1 del Componente 1 del Plan de Recuperación, indica los 4 criterios que deben cumplir los carriles bicis:

  • directos, en términos de distancia y tiempo, 
  • seguros, evitando accidentes y permitiendo la anticipación de los movimientos,
  • cómodos, favoreciendo la fluidez de movimientos, y 
  • atractivos para las potenciales personas usuarias.

Además, hay una serie de indicadores que “puntuarán favorablemente” como que esté segregado del resto de tráfico rodado (coches, motos, etc.) y del tráfico peatonal y que tenga una anchura mínima de 1.5 o 1.2 metros según el tipo.

También se destaca, entre otras características, que forme parte de una red de infraestructuras ciclista compacta que cubra de manera homogénea todo o gran parte del municipio y que la red de carriles bici esté interconectada con los nodos principales de movilidad de la ciudad (estaciones de transporte y similares).

En conclusión, la propuesta municipal de carriles bici segregados no es la única posible pero está en consonancia con otras capitales como Barcelona y cumple con las recomendaciones de los organismos oficiales.