Casi seis de cada diez españoles piensa que las nuevas generaciones vivirán peor

Según el CIS, para ocho de cada diez habrá más soledad

Casi seis de cada diez españoles (el 58,2%) piensa que las nuevas generaciones vivirán peor de lo que se ha vivido hasta ahora. Por el contrario, el 23,2% dice que la vida será mejor y para el 15,7% las condiciones de vida serán las mismas que hasta la fecha.

Así lo recoge la Encuesta sobre tendencias sociales publicada este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), a partir de datos de 2.604 entrevistas realizadas a mayores de edad desde el 27 de octubre al 10 de noviembre.

El 44,5% cree que habrá más paro o falta de trabajo que ahora y para dos tercios (el 68,15) las diferencias sociales y económicas serán mayores. Más de la mitad (54,3%) teme que habrá más delincuencia y el 47,3%, que se dará un mayor consumo de drogas.

El panorama que dibuja el CIS prosigue con resultados desalentadores: un 62,3% opina que en una década habrá un mayor deterioro del medio ambiente; un 42,4%, más muertes por cáncer; un 84,3%, más robots que sustituyen a los trabajadores; un 37,3%, más racismo y xenofobia; y un 40,9%, más epidemias graves como la covid-19.

En un ámbito más personal, los encuestados también contestaron a cómo creen que será la relación con la familia. El resultado es que el 81,3% cree que habrá más soledad y aislamiento que en la actualidad. Asimismo, el 55,6% pronostica que tendrán menos relación con sus parientes que ahora y el 63,3% que habrá más divorcios y separaciones.

El cuidado personal y el interés por la salud será mayor, según el 76,6%; pero el 41,1% considera que habrá más personas desencantadas o que no disfrutan de su trabajo. Otros, un 35%, opinan que habrá más tiempo libre para el ocio.

HAMBRE Y CAMBIO CLIMÁTICO

Además, los españoles creen que los principales problemas a los que se enfrentará el mundo dentro de una década serán el hambre, la falta de alimentos, la escasez y el desabastecimiento, además del cambio climático y la pobreza y las desigualdades sociales.

Esas tres cuestiones suman, como primera opción, a más del 40% de los ciudadanos. El agua, las sequías y la desertificación son la mayor problemática del 6,7% de los españoles, a los que también preocupan las guerras (4,9% lo respondieron como primera opción); el paro, la falta de trabajo, la precarización y la sustitución de la mano de obra por máquinas (6,2%) y cuestiones relacionadas con la energía (encarecimiento, escasez y dependencia (5,9%) .