Carril Bici Madrid-Rivas-Arganda

 

Al hilo de la iniciativa “Muévete Rivas” publicada en Zarabanda.info por Mimí Chamorro de Mas Madrid Rivas el pasado 19 de septiembre en un artículo  en el que se plantea una reflexión sobre los tiempos de desplazamiento a pie o en bici entre diferentes puntos de la ciudad, desde la asociación El Camino que nos Une queremos aprovechar para volver a reivindicar por enésima vez algo que llevamos haciendo desde hace bastantes años: Acondicionamiento de los accesos desde Rivas a las poblaciones circundantes mediante carriles bici.

Podemos comprobar como todos los días y especialmente los fines de semana, las calles y parques de Rivas se llenan de ciclistas de todas las edades que recorren los carriles bici y áreas reservadas durante los días festivos para que niños y grandes disfruten de su deporte preferido o simplemente para desplazamientos habituales.

Seguramente Rivas es uno de los municipios de la Comunidad de Madrid con más bicis en relación al número de habitantes, no hay más que salir una mañana de fiesta o fin de semana por cualquiera de los recorridos que se pueden hacer por las calles, parques y alrededores del municipio.

Sin embargo, posiblemente Rivas sea también uno de los municipios de la Comunidad de Madrid peor comunicado mediante carriles bici o vías preparadas para ello con el resto de poblaciones circundantes. Si intentamos acceder a Mejorada, Arganda, San Martín de la Vega o Madrid nos encontramos con caminos impracticables o carreteras peligrosas que impiden que muchos aficionados al ciclismo, sobre todo familias con niños y los menos jóvenes, desistamos de hacer determinados recorridos por miedo a que la aventura se convierta en un verdadero calvario.

Si vamos hacia el este, hacia Arganda del Rey, Morata y la Vía Verde del Tajuña, nos encontramos con que hasta que no entramos en el término municipal de Arganda en el que comienza un extraordinario carril bici hasta Ambite o Extremera, el tramo desde el final de la laguna de El Campillo hasta la depuradora de Arganda que son unos escasos 400 m, directamente no existe ya que se tiene que atravesar una finca privada hasta el puente verde y pasar éste que, afortunadamente y después de años de reclamaciones, por fin se ha acondicionado ya que hasta el año pasado había que pasar por un estrecho pasillo de poco más de medio metro con riesgo de caer al río como le ocurrió a un ciclista hace no mucho lo que avivó el interés de los regidores de Rivas y Arganda y la Consejería correspondiente de la Comunidad de Madrid a adecentarlo. Aunque tarde, bienvenido sea.

Hacia Madrid, por el Camino de Santiago, y de Uclés en sentido contrario, es un camino paralelo al histórico Canal del Manzanares que se encuentra en un estado penoso y en el que las muchas charcas que generan los arroyos que lo atraviesan obligan a modificar su trazado y a bajar de la bici en muchas ocasiones. Sería extraordinario poder acceder a Madrid en Bici enlazando con el parque lineal del Manzanares y Madrid Río en muy poco tiempo, quizás poco más que en coche en un día de atasco. En Zarabanda  encontramos el documento que describe el estado de este acceso que ya presentamos en 2017 al Ayuntamiento de Rivas, que actualmente se encuentra en las mismas condiciones, y que ha dormido el sueño de los justos desde entonces.

Hacia el norte en dirección a Coslada y Mejorada hay que compartir la cuesta del Cristo de Rivas con los coches por una calzada sin arcén que provoca, sobre todo en subida, muchas situaciones de peligro por parte del nerviosismo de muchos conductores que no aguantan circular detrás de los ciclistas que suben lentamente por la cuesta y que ha provocado varios accidentes mortales en los últimos tiempos.

En fin, en este sentido Rivas está realmente muy, muy mal comunicada con las poblaciones vecinas y creemos que, por parte del consistorio y de la Comunidad de Madrid, se debería hacer un esfuerzo para potenciar el uso de la bici, no solo en el interior de la ciudad que ya se está haciendo, sino con las poblaciones limítrofes.

 

Juan Ramón García García.