La Comunidad de Madrid aplica, a partir del próximo 1 de enero, el nuevo descuento en la Tarjeta de Transporte Público (TTP) para mayores de 65 años, que pasarán a pagar 3,30 euros al mes, frente a los 6,30 euros actuales, con el objetivo de alcanzar la gratuidad en 2023. Actualmente viven en la región 1,2 millones de personas de 65 y más años, de los que 930.000 son usuarios del transporte público.

El 1 de enero entra también en vigor la unificación tarifaria de las zonas C1 y C2 con la B3, lo que supone una importante rebaja en el abono mensual de transporte para los 500.000 potenciales usuarios de los 129 municipios alejados de la capital, que ahorrarán hasta 200 euros anuales. De este modo, los más de 30.000 usuarios actuales de estas dos áreas, que hasta la fecha abonaban en sus recargas mensuales de la Tarjeta 89,50 euros en la C1 y 99,30 euros en la C2, pasarán a pagar 82 euros –la tarifa de la zona B– desde el 1 de enero de 2022.

“Más de 64.300 niños de entre 4 y 6 años que emplean la TTP infantil continuarán sin pagar por viajar en transporte público. Además, los más de 1,2 millones de jóvenes de entre 7 y 26 años seguirán beneficiándose de una tarifa plana al precio único de 20 euros al mes en su abono mensual, lo que les posibilita viajar de modo ilimitado por toda la región, y permitirá a las familias ahorrar hasta 1.340 euros al año en transporte”, ha asegurado el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez, quien ha recordado que las tarifas de transporte están congeladas desde 2014, salvo para aplicar rebajas.

También hay tarifas especiales para otros colectivos, como las familias numerosas, que disponen de un descuento del 20% para las de categoría general y hasta del 50% en categoría especial, y de las que ya se han beneficiado más de 278.000 usuarios. Por último, más de 22.800 personas con una discapacidad superior al 65% tienen a su disposición un descuento del 20%, y en el caso de reunir las dos condiciones anteriores, acumulan ambos descuentos.