Buscar

OPINIÓN

Arte y ciencia: una convivencia feliz

Arte y ciencia: una convivencia feliz

Luis Vega impartirá una charla sobre Inteligencia Artificial mañana, 18 de enero, a las 19:30 horas en el Centro Cultural Covibar.

Palas Atenea, diosa de las Ciencias, discutia con Apolo, dios de las Artes: «¿Tú crees que tenemos que elegir entre arte y ciencia?».

Pues a mí me parece que no es necesario elegir, yo creo que arte y ciencia se superponen en muchos aspectos, comenzando con la noción de que ambas son expresiones del ser humano. Hace poco leí un cuento de… no me acuerdo, pero el libro se titulaba llamaba Estrellas que cambian su brillo en el tiempo. Un paseo por los espacios reales más allá de nuestra imaginación. Exponía que la creatividad, racionalidad y que el uso de símbolos son parte constitutiva del arte, donde se conjugan asombro, belleza, orden, equilibrio, impacto y sentido.

Arte y ciencia: una convivencia feliz

Entonces a Atenea se le abrió el cielo y, de carrerilla, inició la exposición de su opinión y contó que el arte y la ciencia siempre han sido parte de su vida. Desde sus juegos, y desde lo que ella denomina su «oficina» –una fotografía de una orilla de playa– surgen las formas y colores de sus objetos de estudio que se prolongan hacia otro estado. Un nuevo estado que deja de lado la objetividad y la medición y se rige por otros códigos: las líneas, la geometría y formas de una ilustración, un grabado o los volúmenes de una pieza de cerámica.

La ilustración científica fue durante muchos años, antes de la invención de la fotografía, la única forma de describir, conocer y difundir los hallazgos de las distintas especies. Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos y nuestra de la cada vez más enfermiza adicción a la inmediatez, es una disciplina que sigue atrayendo a más y más personas.

Según caminaban, y ante el fervor de su conversación, se fueron uniendo varias deidades y, como no podía ser de otra manera, se inició el turno de los asistentes. Surgieron opiniones diversas, siendo una de las que tomó más fuerza la responsabilidad del actual sistema educativo, que intenta separar lo que, por naturaleza, viene unido: el arte y la ciencia. 

Tener que escoger a muy temprana edad el camino «humanista» o el «científico» va encaminándonos hacia un mundo de conocimientos y competencias, pero alejándonos del otro. La creación y la curiosidad son aspectos inherentes en el ser humano, y en la búsqueda de responder a las preguntas que nos surgen no hay una sola respuesta, ni siquiera existe una sola forma de encontrar esas respuestas. La Ciencia y el Arte son solo dos de esas formas.

¿Seríamos capaces de encontrar ciencia en el castillo embrujado, en el bosque sin fin, dentro de la casa de chocolate, en el espejo mágico o en el tallo de judías?

«Sí», contestó Apolo, porque, a través del tradicional Érase una vez…», nos adentramos en conceptos científicos implícitos como, por ejemplo, en algunos de los cuentos más populares: Cenicienta, Caperucita Roja, el Lobo Feroz, Alicia o los cuarenta ladrones…Estos personajes saltan de los libros para contarnos todo acerca de la ciencia, y así poder diseñar multitud de módulos interactivos.

Si nos animamos, montemos una exposición con diez «libros» gigantes organizados alrededor de un bosque lleno de sorpresas donde se puedan explorar y escuchar los cuentos tradicionales. De esta manera, podremos descubrir los secretos del cacao en una fábrica de chocolate, enseñar a un desobediente Pinocho, construir la casa de los tres cerditos y ver si resiste el soplido del lobo, descifrar el código para entrar en la cueva de los cuarenta ladrones o visitar una habitación donde creces y encoges. Y además en este recorrido nos puede guiar la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial es una rama de la ciencia que se enfoca en el desarrollo de sistemas y tecnologías capaces de simular el pensamiento y las capacidades cognitivas humanas. Se refiere a la capacidad de las máquinas y los sistemas computacionales para llevar a cabo tareas que normalmente requerirían de la inteligencia humana, como el aprendizaje, el razonamiento, la comprensión del lenguaje natural, la toma de decisiones y la percepción visual y auditiva. La inteligencia artificial busca desarrollar programas y algoritmos capaces de emular o superar las capacidades humanas, para así automatizar procesos complejos y mejorar la eficiencia en diversas áreas como el transporte, la medicina, la economía, el arte entre otros.

¿Cuáles son las 5 inteligencias artificiales?

  • Sistemas expertos.
  • Redes neuronales artificiales.
  • Deep learning. Es un tipo de machine learning que entrena a una computadora para que realice tareas como las hacemos los seres humanos, como el reconocimiento del habla, la identificación de imágenes, construcción de propuestas artísticas o hacer predicciones.
  • Robótica.
  • Agentes inteligentes.

¿Y inconvenientes?

Desempleo, falta de transparencia, algoritmos sesgados y discriminatorios, la creación de perfiles, desinformación, impacto … y muy importante “la eliminación de la creatividad” en las manifestaciones artísticas.

¡Difunde la noticia!