Estaba previsto que las entradas para el concierto de Robe en Rivas Vaciamadrid el 11 de septiembre salieran a la venta este 26 de agosto. Pero no ha podido ser, mientras el público esperaba expectante ante sus dispositivos.

Esta es la explicación que se ha dado a las 13:07 (hora de Twitter) desde la cuenta de Robe. Es decir, una hora después de la hora anunciada para la venta, que debería haber empezado a las 12:00.

 “Hemos decidido esperar un poco a sacar las entradas de Rivas porque no tenemos claro que haya buena visibilidad desde los dos extremos de los sectores laterales. En un sitio tan grande no tiene sentido que haya localidades desde las que no se vea bien, por lo que vamos a esperar a la implantación del escenario para comprobar que todas las localidades a la venta tienen una visibilidad óptima. Os avisaremos lo antes posible de la nueva fecha para la venta de entradas”.

Descontento como respuesta entre los fans. “Pues sacad las que sí se ve bien, y las otras después, pero no nos dejéis una hora o más esperando con cara de bobos“, se queja un tuitero. Y otra añade: “Vaya desastre de organización. Os dais cuenta de esto después de la hora prevista para vender las entradas? Nos hacéis perder el tiempo pendientes desde las 12 para nada. Si la gestión de la no-gira de Extremo está siendo una pesadilla, esta no está empezando bien tampoco”.

Al anunciar la gira hace un par de semanas, Robe explicó que las entradas para cada concierto saldrían unos quince días antes. Pretenden así saber los aforos concretos con los que pueden contar en cada caso y evitar problemas derivados de las medidas sanitarias del momento. Hoy también se han puesto a la venta las del concierto de Valencia sin problema alguno.

También te puede interesar