Almeida dice que Maroto es una “candidata de descarte” y le urge a dimitir ya como ministra

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aseguro este lunes que la ministra de Industria, Reyes Maroto, es una “candidata de descarte” del PSOE para aspirar a la Alcaldía de la capital, al tiempo que le instó a renunciar ya a su puesto en el Gobierno para no usarlo como “plataforma” partidista en la batalla electoral.

Almeida se pronunció de esta forma tras asistir en Madrid a un encuentro informativo del Club Siglo XXI con la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Tras este acto, el alcalde fue preguntado por los periodistas por el anuncio de Maroto de que aspirará a ser la cabeza de lista del PSOE en las elecciones municipales madrileñas de mayo del año que viene.

A este respecto, Almeida señaló que la ministra de Industria es una “candidata de descarte” tras el “casting” que el PSOE ha hecho entre posibles candidatos “que han dicho que no a Pedro Sánchez”, en referencia a que otros ministros y dirigentes socialistas habrían rechazado la propuesta del presidente de ser el aspirante socialista a la Alcaldía de Madrid.

“PRIMOGENITURA DE LA IZQUIERDA”

El primer edil añadió que la candidatura de Maroto ha puesto “contento” al partido Más Madrid, puesto que, a su entender, la “auténtica batalla” de las elecciones municipales de mayo en la capital será por la “primogenitura de la izquierda” y no por quien dirige el Ayuntamiento.

También urgió a Maroto a que renuncie ya como ministra, puesto que es “incompatible” que sea candidata a unos comicios con usar la “plataforma” del Gobierno para sus intereses electorales. Sostuvo que la titular de Industria también debe salir del Ejecutivo porque “no sabe nada de la ciudad de Madrid y, por tanto, tendrá que ponerse a estudiar”.

Por otra parte, sobre la manifestación de este domingo por los problemas con la atención primaria en la Sanidad madrileña, el alcalde defendió la negociación para solucionar esta crisis, pero sostuvo que la izquierda hace “juego sucio” con este asunto.

Sostuvo que tanto él como la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, están acostumbrados a que la izquierda trata “de incendiar las calles” para “tratar de obtener un buen resultado electoral”.