40 personas con deterioro cognitivo participan en un proyecto de pulseras de localización

 

Un total de 40 personas con deterioro cognitivo participan en un proyecto piloto de pulseras de localización, puesto en marcha por la concejalía de Bienestar Social con el apoyo de las concejalías de Innovación y Modernización y de Seguridad Ciudadana.

Las pulseras funcionan con la red wifi municipal y están conectadas a una aplicación que permite a los Servicios Sociales y a las familias de las personas usuarias conocer su ubicación en la ciudad, con un margen de error de 20 metros.

Además, en caso de que la persona usuaria salga de su zona habitual de paseo, la aplicación emite un correo electrónico tanto al familiar que ejerza de tutor o tutora como a los Servicios Sociales, que directamente pueden ponerse en contacto con Policía Local, que cuenta con la base de datos de las personas usuarias del nuevo servicio.

Por otro lado, las pulseras llevan un código QR que solo es legible por Policía Local, de forma que los agentes puedan actuar en caso de que la persona usuaria se encuentre desorientada y requiera de su ayuda. A través de estos códigos pueden acceder a la información facilitada por las familias, como sus números de teléfono y la dirección de la persona usuaria.

Durante el acto de entrega de las cinco primeras pulseras, celebrado esta mañana, la concejala de Bienestar Social, Marisa Pérez, ha explicado que “durante los últimos meses, hemos hecho muchas pruebas para adaptar el servicio y que resulte lo más útil posible”. Junto a Pérez, ha participado en la presentación del proyecto el concejal de Innovación y Modernización y de Seguridad Ciudadana, Luis G. Altares.

Las 40 personas que van a formar parte de este proyecto han sido seleccionadas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid en función de su deterioro cognitivo o de haber sufrido un accidente cerebro-vascular, que en ocasiones puede producir algún episodio de amnesia.