Las feministas presentan un Documento Político de respuesta al Gobierno en una jornada informativa con la endocrinóloga experta en transexualidad Isabel Esteva, testimonios de jóvenes que han superado su disforia de género y la subcampeona del mundo de kárate Estela Benita, entre otros apoyos.

La Confluencia Movimiento Feminista, que agrupa a cuarenta organizaciones feministas del Estado, se ha presentado esta mañana con el objetivo urgente de frenar la autodeterminación del sexo, sin requisito alguno, en el sistema jurídico español. Las feministas se oponen a la posibilidad del cambio de sexo en el registro civil simplemente a la voluntad del individuo. “El pasado 30 de octubre el Gobierno puso en marcha el reloj en su pretensión de anular la protección legal específica de las mujeres”, advierten.

El ministerio de Irene Montero aún no ha hecho público su anteproyecto de ley y se ha limitado a publicar una nota informativa para la apertura de una consulta previa a la llamada “ley Trans”, que está siendo muy contestada por entidades y representantes del movimiento feminista. En legislaturas anteriores ya fueron presentados dos proyectos legislativos en este sentido por el grupo Unidas Podemos.

Las feministas han recalcado también su rechazo a extensión de “la doctrina reaccionaria del cuerpo equivocado” en las escuelas de nuestro país. “Las consecuencias de las leyes que esencializan la llamada “identidad de género” son regresivas para los derechos de las mujeres, de la infancia, de las personas homosexuales y para los derechos a la libertad de expresión y de opinión de toda la ciudadanía”, han afirmado las portavoces de la Confluencia Movimiento Feminista, que han insistido en su respeto por la protección de las personas transexuales contra la violencia o la discriminación laboral.

“Con frecuencia vemos cómo transactivismo y blanqueamiento de la prostitución van de la mano. Nosotras no compartimos la idea mística de que el cuerpo sea algo disociado del ser humano. Esta Confluencia de mujeres se opone a toda forma de mercantilización de nuestros cuerpos siendo, por tanto, abolicionista de la prostitución, de la pornografía y de los vientres de alquiler”, han declarado, y avisan: “no habrá quid pro quo con el movimiento feminista porque nosotras no vamos a abandonar a las mujeres”.

“El Documento Político que presenta hoy aquí la Confluencia Movimiento Feminista pivota sobre una única idea: el retroceso en derechos que están operando las leyes de autodeterminación de sexo a nivel mundial”, afirman. Las feministas han situado el marco internacional y nacional y han señalado contradicciones en la propuesta anunciada por el Ministerio de Igualdad, en trámite de consulta pública previa. “La autodeterminación de género contradice instrumentos de Derecho Internacional ratificados por el Estado español, como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW)”.

La experiencia clínica basada en la evidencia

Las feministas han presentado sus críticas a la nota ministerial sobre la “ley Trans” y un Documento Político de respuesta con sus argumentos. Han contado también con la colaboración de la doctora Isabel Esteva, médica especialista en Endocrinología, quien ha sido coordinadora de la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género (UTIG) del Hospital Regional Universitario de Málaga. Esta unidad fue el primer servicio de este tipo en España, que entró en funcionamiento en 1999, y su experiencia clínica es una referencia nacional. Para la doctora Esteva, en este ámbito cualquier intervención sanitaria debe seguir los principios del rigor científico, la experiencia acumulada, los principios éticos y deontológicos, y la prudencia necesaria ante tratamientos crónicos, agresivos e irreversibles.

Impacto en los menores: ni cerebros rosas o azules, ni cuerpos equivocados

Las feministas afirman que estas iniciativas legales se inspiran en una amalgama ideológica que en ocasiones llega incluso a considerar que hay cerebros “rosas o azules” que determinan la personalidad y que pueden “nacer en cuerpos equivocados”, una dañina metáfora repetitiva. Estas ideas refuerzan el sexismo y son para el feminismo profundamente reaccionarias. “Nos preocupa el bloqueo mediante fármacos del desarrollo en menores sanos, sus consecuencias en la salud y en la vida futura. Nos preocupa el acoso y el silenciamiento de los casos de personas que desisten o destransicionan. En este discurso y estas prácticas subyacen una profunda misoginia y homofobia. Frente a los intereses de la industria fármaco-quirúrgica, abogamos por una práctica clínica basada en la evidencia y por acabar con la experimentación con menores”, afirman.

Disforia de género y testimonios reales: “odiaba ser mujer”

Las feministas han aportado los testimonios en primera persona de dos mujeres, como casos reales que muestran las consecuencias negativas de la ideas que acompañan al “sexo sentido” entre las jóvenes. La voz grabada de una de ellas, Azrael (nombre supuesto), una española de 28 años, ha explicado cómo hasta hace unos meses “odiaba ser mujer. Para mí no tenía nada bueno”. ““Hace un año creí encontrar la salida: Yo no era una mujer, sino un hombre atrapado en el cuerpo equivocado. Quería salir sin peligro y que se me respetase, aunque sólo fuese por temor a las consecuencias. Quería ser fuerte, tener musculatura, no ser pequeña y femenina”. “A una parte de mí le gustaban las mujeres y se sentía reforzada al verme como hombre, más segura”, añade Azrael, y concluye: “No existen los cuerpos equivocados, no existen las almas ni los sentimientos masculinos o femeninos. Lo que sí existen y se perpetúan son los estereotipos de género y el odio hacia todo lo que tenga que ver con la mujer”.

Mara, 23 años: “Me sentía una persona muy invisible”

Otra española, Mara, de 23 años, ha relato su experiencia de disforia de género y ha recalcado la influencia de las redes sociales entre los más jóvenes, un aspecto ya detectado por especialistas en psicología. “Me dio por investigar en internet, donde leí que no sólo había dos géneros, sino que había muchísimos géneros”, explica. “Comencé a sentir mucho rechazo hacia mi cuerpo de mujer, en especial hacia mis pechos. Intentó “esconder el pecho como fuese”, incluso mediante vendas. “El dolor que a mí me provocaba no tener el pecho como un hombre llegó a tal punto en el que yo me tiraba noches llorando”, recuerda. Con historial de depresión desde los 14 años, obesidad y un fuerte rechazo a su cuerpo, “también estaba en proceso de aceptar mi lesbianismo”, explica la joven.

“A la sociedad le resulta más fácil aceptar que una persona esté en un »cuerpo equivocado» y que por eso se comporta como alguien del sexo contrario, que aceptar que una mujer puede ser lesbiana y puede no ser femenina, ni cariñosa, ni ponerse vestidos o jugar con barbies”, reflexiona. “En esa etapa de depresión y de malestar con mi cuerpo yo me sentía una persona muy invisible. Casi no tenía amigos, apenas salía… así que lo que también buscaba, inconscientemente era sentir que formaba parte de algo, que era especial”.

Mara ha acudido a terapia profesional, si bien afirma que mi verdadera terapia fue el feminismo”. Una vez que comprendió “que podía tener los gustos que quisiese, vestir, hablar, gesticular, pensar lo que quisiese, la disforia de género fue desapareciendo poco a poco”.

 El profesorado no puede hacer un “diagnóstico del género”

Por su parte, la profesora de antropología de la Educación Silvia Carrasco ha expuesto algunos impactos de estas leyes en el ámbito educativo. “Las creencias transgeneristas ya han penetrado en la escuela, promoviendo identidades neoliberales y materiales “educativos” acientíficos”, en virtud de normas autonómicas ya promulgadas, afirma. Las ideas que se están introduciendo en los colegios sostienen que el sexo biológico no existe, o que el género –mecanismo patriarcal por excelencia– es una “identidad”. “Implican una gran responsabilidad del profesorado, en una supuesta función de diagnosticar” al alumnado. Como ejemplo real, ha citado la prohibición de seguir dando charlas sobre la menstruación a niñas de cuarto de primaria porque se considera una actividad excluyente para las supuestas “niñas con pene” y tránsfoba.

La Confluencia aporta como ejemplo negativo y sexista una ficha real del material “pedagógico” editado por la asociación Chrysallis, que se utiliza en talleres y charlas en colegios. En este “cuento” se identifica como “problemática” a una niña (Berta) “que trae loca a la profesora”, describiendo a una niña que se comporta de forma libre sin asumir roles: “no le gusta vestir de rosa”, “le dan pereza el tul y la seda”, no le gusta jugar a la cuerda y sí dar patadas al balón. La ficha concluye: “quizás no sea una niña”.

Las feministas consideran estos ejemplos reaccionarios y abogan por el modelo coeducativo, que “rompe el sexismo en la escuela. Hablar de roles diferenciados vuelve al modelo anterior y profundiza en los roles sexistas”, ha explicado la especialista.

Apoyo internacional por los derechos de las mujeres

Desde la Confluencia Movimiento Feminista han explicado también cómo esta problemática se ha presentado en países como Canadá, Estados Unidos o el Reino Unido, donde la respuesta de las feministas ha logrado abrir el debate público y frenar algunas enmiendas legales. Cuentan con el apoyo de la representación en España de la organización Women Human Rights Campaign, impulsada por referentes internacionales del feminismo como la profesora Sheila Jeffreys, autora de “Gender Hurts”.

Para las feministas, entre las principales consecuencias de sustituir el sexo por el “género sentido” en la legislación y las políticas públicas, se encuentran el “borrado simbólico” de las mujeres a través del lenguaje, vaciando de significado términos como “mujer” o “madre”; la admisión de transfemeninos en espacios de seguridad o privacidad, incluso aquellos con una población de mujeres víctimas de violencia machista, como es frecuente entre las reclusas, o en centros de acogida.

Inciden también en lo que supone una falta de juego limpio en el deporte femenino con varones autoidentificados como mujeres compitiendo con ventaja sobre mujeres y la anulación de facto de medidas establecidas para equilibrar la balanza entre los sexos, con la ocupación de cuotas reservadas al sexo femenino. Añaden a todo ello una mayor desprotección frente a la violencia machista, ya que se facilita el fraude de ley ante la violencia de género, y la alteración de la estadística que supone anotar en la columna de las mujeres delitos cometidos por varones autoidentificados como tales. “La gente tiene que saber que “anular” el sexo legalmente, haciéndolo voluntario, conculca el principio constitucional de la igualdad”, manifiestan.

Juego limpio para las deportistas

La Confluencia Movimiento Feminista ha contado también con la colaboración de la campeona de Europa y subcampeona del mundo de karate por equipos shotokan, Estela Benita, que ha grabado su opinión como deportista sobre las consecuencias de esta normativa. “Estoy en contra de que se legisle la autodeterminación del sexo. Llevo desde los seis años de mi vida dedicada al deporte”. La karateka ha relatado algunos de los sacrificios y esfuerzos que eso implica, entrenando varias horas diarias para competir los fines de semana, recorrer muchos kilómetros en autobús y seguir también estudiando, pagando de su bolsillo la mayoría de los viajes y el material cuando se trata de deportes minoritarios. “Además, como mujer, algún día tendré que sacrificar mi carrera deportiva si quiero ser madre, esto es una realidad”. “Por esto y por todas las niñas que ahora practican este deporte u otro, y que ahora ya se ha sacado el estigma de ser un deporte de chicos, y que dedican sus ganas y su ilusión a sacar una medalla, merecen la oportunidad de medirse con rivales en igualdad de condiciones y sin ver perjudicada su integridad física.” “Solo queremos un deporte seguro y justo donde todos y todas podamos disfrutar de él”, ha concluido.

Red LGB: “Se presiona a lesbianas para tener sexo con varones”

Red LGB, como agrupación de lesbianas, gays y bisexuales de izquierdas basada en España, ha colaborado con la Confluencia Movimiento Feminista denunciando “la homofobia y la lesbofobia de la teoría queer, la cual guía los pasos del movimiento transactivista en la actualidad”. “El queer afirma que el sexo es un espectro y niega que sea binario. Además, predica que la atracción sexual es hacia ‘los géneros’”, ha explicado su representante, Lucía Bonilla. “Estos planteamientos niegan la existencia de la homosexualidad y de la bisexualidad”.

Denuncian el llamado “techo de algodón”, un concepto misógino, producto de la cultura de la violación, para presionar a lesbianas para que tengan relaciones sexuales con varones que se autoidentifican como mujeres. El 66% de las participantes en un estudio británico afirmó haber sido intimidadas en grupos LGTBI por declararse abiertamente lesbianas.

Desde Red LGB consideran extremadamente preocupante la normalización de la idea de “menores transexuales”. “La «transición pediátrica» en muchos casos es terapia de conversión preventiva sobre menores ‘sospechosos’ de ser homosexuales”, han explicado. El malestar que sienten consigo mismos muchas veces se debe precisamente al rechazo de la sociedad contra lo que más tarde será su orientación sexual.

Efecto contagio entre adolescentes lesbianas y gays

Red LGB ha aportado algunas cifras. Según los datos de la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos, desde 2016 se da un significativo aumento de las llamadas operaciones de “reasignación” de sexo, especialmente entre las mujeres, es decir, personas de sexo femenino. El número de mujeres que se opera ha superado al de hombres, aumentando cada año hasta llegar a 7.626 mujeres intervenidas en 2019. El incremento más significativo se produjo entre 2016 y 2017, con un aumento del 289% en operaciones a mujeres y un 41% en hombres. “Niñas y adolescentes lesbianas y bisexuales están siendo convencidas de que “son trans” por un efecto contagio”, lo que valoran como un retroceso alarmante. Este colectivo de lesbianas, gays y bisexuales se declara aliado del feminismo, rechazando la prostitución y los vientres de alquiler: “No en nuestro nombre”, afirman.

Nuevas leyes mordaza

La investigación de la Fiscalía a la presidenta del Partido Feminista de España, Lidia Falcón, abierta tras una denuncia de la Plataforma Trans, y el acoso a las feministas en redes sociales, asambleas y manifestaciones, son casos reales de las consecuencias de una nueva mordaza contra las libertades públicas. La Confluencia Movimiento Feminista ha contado en este caso con el testimonio de la profesora de Promoción de la Igualdad, Cruz Torrijos, que fue denunciada por una alumna ante la dirección del centro por criticar la ideología queer, acusándola de “transfobia y delito de odio” con apertura de expediente administrativo en su función docente. “Existe censura a las ideas, con riesgo de perder el puesto de trabajo”, ha manifestado.

La impunidad de la misoginia

Por último, las feministas han expuesto que existe un sector transactivista que se presenta unido al regulacionismo de la prostitución, y que ha acosado y agredido a las abolicionistas en Madrid y en Barcelona, la última vez el 23 de septiembre en la plaza de Sant Jaume. Además de aportar las grabaciones –donde se aprecia el corte y pisoteo de pancartas o la expulsión a la fuerza de las abolicionistas–, han contado con Elsa Antón, una manifestante que denunció ante la policía haber sufrido agresiones el pasado 8 de marzo en Madrid. “Me levantaron el jersey y me dieron puñetazos en las costillas repetidamente, mientras yo sujetaba con ambas manos uno de los palos de la pancarta. Acabé en urgencias con contusiones en el costado”. “¿Y por qué?”, se pregunta. “Porque somos abolicionistas de la prostitución y de cualquier manera de mercantilización del cuerpo de la mujer. Y porque hay toda una campaña muy bien orquestada para silenciar a las feministas”, responde.

ENLACES A LAS PRESENTACIONES DE LOS BLOQUES TEMÁTICOS:

INFANCIA Y ADOLESCENCIA: https://docs.google.com/presentation/d/1dbwQppmHVWbYN-Xbzjv1v0oTBURWmNMW8wWF0lZQGr8/edit?usp=sharing

MUJERES: https://docs.google.com/presentation/d/1oJPccaL4KUvDKM4VICByJZR_RWhynY6lG8dNR1uoxeg/edit?usp=sharing

HOMOSEXUALES:

https://docs.google.com/presentation/d/1EgFqjvrzaGRsXdz-GaRlHu_2i9pczum2vb7-ycztWDA/edit?usp=sharing

LIBERTAD DE EXPRESIÓN:

https://docs.google.com/presentation/d/1Rg0yEe1kfCmjnJLNXx6eoByeku0C9b1cs_duJ3jQAn0/edit?usp=sharing

Accede a otros documentos y comunicados de la Confluencia Movimiento Feminista:

Crítica CMF a la información consulta pública previa M Ig 2020 11 10

_DOCUMENTO POLÍTICO. CONTRA LA AUTODETERMINACIÓN DE SEXO

 

 

También te puede interesar