Ante el enésimo anuncio realizado por el consejero de Educación, Enrique Ossorio, sobre la licitación para la finalización del CEIPSO La Luna, Izquierda Unida Rivas Vaciamadrid quiere recordar que no es la primera vez que se realizan este tipo de comunicaciones desde el Gobierno autonómico sin llegar a hacerse efectivas. Hoy han celebrado el último Consejo de Gobierno antes de elecciones y sigue sin cumplir sus compromisos. Un anuncio no es la licitación necesaria para que las obras den comienzo, unas obras que ya acumulan años de retraso afectando gravemente al alumnado del centro y a la educación pública en la ciudad.

Rivas y las familias afectadas por la emergencia educativa que vive el municipio necesitan fechas concretas y hechos reales, certezas que hagan realidad las infraestructuras educativas necesarias que llevan reclamando desde hace años ante la inacción del PP al frente de la consejería de Educación.

Los hechos y las fechas concretas hubieran servido para dar cumplimiento a las obligaciones de la Comunidad de Madrid ante la escuela pública para evitar arrancar el próximo curso con varias instalaciones modulares en algunos centros, barracones que van a perturbar de forma significativa la actividad cotidiana de los colegios e institutos, ya afectados por la masificación y la falta de recursos. Esta falta de previsión del gobierno regional no se arregla hoy con nuevos anuncios vacíos que una vez más no vienen acompañados de una licitación real efectiva.

IU Rivas viene denunciando que “desde nuestra ciudad, seguimos esperando, además, que la Comunidad de Madrid firme el convenio con el Ayuntamiento para iniciar las obras del CEIP Mercedes Vera y que de una vez por todas ponga en marcha el proceso necesario para la construcción del IES Margarita Salas”, ambos imprescindibles para mejorar las condiciones a las que se enfrenta el alumnado a día de hoy. La imprevisión del gobierno regional asegura que una parte significativa del alumnado tendrá que convivir con barracones y con obras durante el año condicionando la calidad de la enseñanza pública aún más.

El 4 de Mayo nos jugamos el presente y el futuro de nuestra escuela pública. Tenemos la oportunidad de poner freno a las políticas de segregación y desigualdad de Isabel Díaz Ayuso.

También te puede interesar