Sira Rego es miembro de la dirección federal de Izquierda Unida (IU), primera teniente de alcalde de Rivas entre 2015 y 2019, y diputada en el Parlamento Europeo por Izquierda Unida desde 2019. Militante del Partido Comunista de España (PCE), pertenece al Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

PREGUNTAS

  1. ¿Cuál es su trabajo y sus áreas de competencia dentro del Parlamento Europeo?

Fundamentalmente estoy centrada en la comisión de libertades, en la energía e industria y en la de Peticiones, que es una comisión que canaliza la participación ciudadana en las instituciones europeas.

Son comisiones que me están permitiendo trabajar temas muy interesantes, como  la propuesta de migración y asilo que ha hecho la Comisión Europea o toda la cuestión del aumento de los precios de la luz.

Dentro de sus áreas de competencia ¿puede comentarnos algunos de sus logros como diputada (o grupo)?

Yo diría que como grupo hemos sido  muy activos y activas en la inclusión de propuestas para mejorar todas las iniciativas relativas a los derechos de las mujeres, de las personas LGTBI, las personas migrantes. Por supuesto aquellas relativas a la mejora de la legislación laboral o una fiscalidad más justa.

Pero destacaría nuestro trabajo respecto a Frontex, la agencia europea que se encarga del control de las fronteras y que es directamente responsable de un parte de la gestión de la política migratoria. Una agencia que ha protagonizado varios escándalos, tanto en materia de vulneración de DDHH como de uso de recursos públicos y que esta siendo investigada por parte del parlamento a iniciativa nuestra.

Y por supuesto, toda la cuestión de las vacunas, la transparencia de los contratos y la exigencia de liberar las patentes. Fuimos nosotros los que denunciamos que los contratos con la gran farmacéutica no son públicos, de hecho nos pusieron muchas dificultades para acceder a la sala hacer la consulta de esos contratos, lo que generó un gran revuelo, sobre todo coincidiendo con los momentos iniciales del proceso de vacunación. Nuestro trabajo en el parlamento permitió que el debate y la discusión saltasen a un ámbito publico y creo que reveló los intereses de algunos en hacer negocio a costa de la pandemia. Hemos conseguido que el parlamento apruebe como posición la liberación de las patentes y creemos que es un avance importante.

  1. Entendiendo que todo lo que se trata en el Europarlamento afecta a nuestro país ¿Cuáles son los problemas y decisiones que nos conciernen directamente?

Pues prácticamente todo. Aunque se hable poco de política europea, Bruselas está mas cerca de lo que pensamos. A nivel local lo hemos sufrido durante muchos años, de hecho una de las cosas que me empeñaba en repetir durante el tiempo en el que fui concejala de hacienda es que casi todas las normas que nos impedían hacer una política más expansiva en la inversión pública eran imposiciones de Bruselas, aplicadas con gusto por los gobiernos del PP, todo sea dicho.

Ahora estamos en una fase atravesada por la pandemia en la que el debate clave tiene que ver con los fondos de recuperación y por supuesto esto tiene un  traslado directo a nuestro país y cómo podemos afrontar la situación económica sobrevenida.

  1. ¿Cómo influyen las políticas europeas en los municipios?

Como te decía antes, influyen en todo. Desde la disponibilidad de fondos para desarrollar proyectos locales, a la aplicación de directivas como las relacionadas con el mercado de la energía que tanto afectan a vecinos y vecinas. Sin la norma europea que define la estructura del mercado eléctrico, seguramente los precios de la luz podrían ser inferiores.

Pero yo diría que en las cuestiones económicas tiene un gran peso. La ley Montoro se desarrollaba sobre las políticas de austeridad europeas. Los recortes a servicios públicos, a plantillas de ayuntamientos, etc, son determinadas por decisiones que se toman en Bruselas, pero que bien sabemos quienes hemos estado en el municipalismo afectan a nuestros vecinos y vecinas.

  1. ¿Cuáles considera que son los principales problemas que hoy afronta la UE?

Sin duda hay dos grandes retos, la crisis climática y el auge de la extrema derecha y en ese contexto, la falta de un proyecto que ponga en el centro la vida de la gente, de los pueblos que formamos parte de la UE hace que tenga problema estructural. Precisamente ahora estamos en medio de la Conferencia Sobre el Futuro de Europa, un debate sobre los retos de la UE. A mi juicio el problema fundamental es la propia naturaleza de la UE. Acaso tiene sentido un modelo de integración que tiene un Banco Central que rescata bancos, pero que no puede rescatar a los países europeos? Desde luego nosotras desde la izquierda creemos en otro modelo de integración, en el que los DDHH, la economía al servicio de la gente, la ecología y el feminismo tengan mucho más peso.

  1. El 50,6% es la participación media más alta en las elecciones a la UE ¿es que no se entiende el trabajo de los europarlamentarios, nos pilla demasiado lejos, es desafección política…?

Curiosamente España es un país muy europeísta, sin embargo lo que sucede allí ocupa poco espacio del débete publico. Reconozco que a menudo me sorprende puesto que se toman decisiones que condicionan mucho nuestro día a día. Por supuesto siempre es bueno hacer autocrítica y seguro que una parte tiene que ver con nuestras propias limitaciones.

  1. La UE, como casi todos los países del mundo, dependen de los suministros de materias primas, productos elaborados de primera necesidad, consumo, tecnología, etc. De los países asiáticos (principalmente China), ¿esto es consecuencia de una mala planificación de la UE?

Desde luego. Uno de los debates que ha abierto la crisis de la COVID es la falta de un tejido industrial potente que haya dado respuestas a las necesidades que ha generado la pandemia. Desde la izquierda hemos hecho muchas propuestas para que, precisamente, los fondos de recuperación sirvan para dimensionar un tejido industrial suficiente que de respuesta a las necesidades de nuestros pueblos. Y esto debe tener planificación y participación pública.

Creemos que ha llegado el momento de invertir en proyectos que nos permitan reforzar la industria, adaptada a los retos del cambio climático. Es una garantía para tener cubiertas las necesidades, pero también garantiza la creación de empleo de calidad. Y ahí proyectos como un farmacia publica, la i+D+I, el soporte del sector sanitario, la energías renovables, etc, deben ser centrales.

  1. Dependemos de las patentes en manos de particulares, de materias primas controladas por grandes corporaciones, sistemas de comunicación secuestrados por Google u otros… ¿Por qué la UE no potencia más la investigación sanitaria, tecnológica…, los sectores estratégicos dentro del territorio propio?

Hay muchos interese creados y por supuesto hay muchos representantes políticos que están más interesados en defender los intereses de los lobbies y las multinacionales, que los de la gente trabajadora. Un buen ejemplo es el papel que ha jugado la Comisión Europea en todo el asunto de las vacunas. Al final la señora Von Der Layen ha terminado justificando la firma de contratos opacos, las cifras millonarias que hemos pagado por las vacunas, etc, en contra del sentido común. De hecho aunque el parlamento ha aprobado como posición la liberación de patentes, la Comisión hace oídos sordos. Y ya sabemos que las grandes farmacéuticas han hecho un negocio millonario que, hay que decir, ha sido posible gracias a la inversión pública.

  1. En el último tiempo, desde fuera se percibe una UE amenazada: los británicos se marchan, países de la antigua URSS que se revelan, etc. ¿Esto obedece a una estrategia de debilitamiento por parte de EEUU? ¿Cuáles son las razones?

Sin duda la UE tienes varias debilidades, algunas la he explicado antes. Por supuesto la cuestión del Brexit influye, pero en relación a EEUU yo diría que hay un rol de dependencia histórica, una cierta subalternidad que en este contexto hace más complicada su situación. Ahora estamos ante un escenario global en el que la crisis ecosocial nos pone frente al espejo de lo que ha generado el modelo capitalista y lo inviable que es. Esto sin duda tiene y sobre todo tendrá un efecto sobre los equilibrios  a nivel global y desde luego Europa tendrá dificultades

Luego está el asunto del auge de la extrema derecha y el problema de gobiernos autoritarios como los de Hungría y Polonia que han abierto una guerra contra los DDHH.

  1. Europa tiene una responsabilidad con el Magreb, sobre todo con los Saharauis. En cambio negocia con Marruecos a espaldas de ellos ¿hay alguna esperanza de que esto cambie?

Nosotras desde luego trabajamos con fuerza para que así sea. Desde Izquierda Unida siempre nos hemos sentido hermanados con el pueblo Saharaui y con su causa.

Además España tiene una deuda con el Sahara y debemos ser exigentes en que se cumplan las resoluciones de la ONU. Desde luego nosotros y nosotras, allá donde estamos, trabajamos para que se cumplan los acuerdos y se respete la soberanía del pueblo Saharaui.

  1. Algún mensaje para los y las ripenses

Sobre todo desear un feliz 2022, mucha salud y mucha rebeldía para seguir defendiendo la sanidad y los servicios públicos.