En Rivas sabemos que rendirse no es una opción. Junto a la ciudadanía llevamos meses concentrándonos a las puertas de los centros de salud de nuestra ciudad para reclamar a la Comunidad de Madrid una sanidad pública de calidad y las infraestructuras sanitarias que necesitamos. Una vez más, la movilización social y la presión institucional han hecho posible que se desbloquee el cuarto centro de salud.

En el contexto que vivimos de crisis sanitaria con la atención primaria, colapsada; el personal sanitario, saturado y casi dos años con las urgencias cerradas, era inexplicable que la consejería de Sanidad no escuchase las demandas de Rivas. Por fin, en el Gobierno regional parecen haber entrado en razón y tras la petición urgente para abordar la construcción del centro de salud en el barrio de La Luna realizada por nuestro alcalde, Pedro del Cura, el pasado mes de diciembre, hoy podemos contar que se ha avanzado en un marco de cooperación institucional entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Rivas.

Rivas necesita de manera urgente soluciones en la planificación sanitaria: un cuarto centro de salud, un centro de urgencias extrahospitalario (CUE) y uno de especialidades médicas. La parcela municipal está cedida desde hace casi cuatro años y la predisposición de colaborar en el proyecto por nuestra parte también. Tan solo era cuestión de voluntad política. Y en este sentido,  una vez más, el alcalde le trasladó al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la reunión mantenida a finales del pasado mes de febrero,  la propuesta de un acuerdo que permita al Ayuntamiento adelantar la realización del proyecto del centro así como, si fuese necesario, su futura construcción, aun no siendo competencia municipal, tal y como ya nos ofrecimos en 2020. Y es que no es la primera vez que desde el Gobierno local asumimos la construcción de infraestructuras que son necesarias para nuestros vecinos y vecinas, aunque sea competencia autonómica. La última fue en 2017 con la edificación de la primera fase del CEIPSO La Luna.

Desde mi grupo municipal Izquierda Unida-Equo-Más Madrid estaremos muy vigilantes para que la Comunidad de Madrid cumpla con su compromiso y seguiremos movilizándonos junto a la sociedad civil en defensa de una sanidad pública de calidad y digna. Porque Rivas lo merece.

Y mientras escribo esta tribuna no puedo ser ajena a lo que está sucediendo en Ucrania en pleno siglo XXI: la sin razón de una guerra cuya primera víctima es su población civil. Desde Rivas también hacemos un llamamiento para que cese este ataque militar y se vuelva al camino del diálogo porque como en los versos del poema de Miguel Hernández: “Tristes armas, si no son las palabras”.

Aída Castillejo, portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid