Según las responsables de la compañía SIMBIOS, las ventajas que ofrece la compra  directa de electricidad se encuentran, principalmente, el  ahorro, que puede llegar a ser de entre un 15% y un 20%,siempre dependiendo de las características  particulares del consumo de cada empresa. Por otro lado, también supone un ahorro de tiempo, pues ya no sería necesaria la negociación de los precios con las compañías. Además, se logra una mayor  transparencia en las facturas  ya que  los mercados ofrecen, de manera pública, los precios del kilowatio / hora para cada franja horaria y la empresa tiene la oportunidad de conocer, en todo momento, cuánto y cuándo consume. Es una información vital para un negocio porque permite, por ejemplo, adoptar medidas de ahorro y planificar su producción pudiendo adaptar la curva de consumo al mercado.

 En el último año, el número de consumidores directos de electricidad ha aumentado un 49%. Una cifra que ilustra el creciente interés que está despertando en empresas y algunos organismos públicos las formas alternativas de consumir energía eléctrica. Este dato fue ofrecido por la empresa SIMBIOS Energy Consulting durante la celebración de la jornada «Las otras formas de contratar energía eléctrica para conseguir ahorros», organizado para empresas asociadas a ASEARCO, en el Hotel Ibis Arganda.

También te puede interesar