Puedo entender que un empresario se reserve una cierta cantidad de dinero para que, en caso de una quiebra en sus previsiones económicas, pueda superar el aprieto. También que unas personas de mediana edad, se reserven un ‘pequeño colchón’ por si les fuera necesidad en la vejez. Que unos padres paguen a sus hijos los estudios no gratuitos, e incluso que les ayuden hasta establecerse como adultos independientes. Hasta que les aseguren una pequeña herencia que pueda hacerles más fácil su vida futura… Pero lo que no puedo entender de ninguna manera, es que solo el 10% de la población mundial tenga el 76% de la riqueza. Que solo 26 personas en el mundo tengan más que la mitad del resto del mundo, más que 3.900 millones de personas. Las 10 personas más ricas del mundo acumulan 1.084.630 miles de millones:

1– Elon Musk: 199,66 mil M€.

2-Jeff Bezos: 155,90 mil M€.

3– Bernard Arnault: 144,05 M€.

4– Bill Gates: 117,61 mil M€.

5– Warren Buffett: 107,58 mil M€.

6– Larry Page: 101,20 mil M€.

7– Serguéi Brin: 97,55 mil M€.

8– Larry Ellison: 96,64 mil M€.

9– Steve Ballmer: 83,33 mil M€.

10– Mukesh Ambani: 82,69 mil M€.

Suponiendo que una familia de clase media gasta (un mes con otro) unos 5 000 euros/ mes, supondrían unos 60 000 euros al año. Y previendo 80 años de vida, necesitaría unos 4,8 millones durante toda su vida. Cualquiera de los mil millonarios, tendría resuelta toda su vida y la de sus hijos (dos de media) durante toda su existencia, sin necesidad de trabajar ni un solo día. Teniendo en cuenta que el salario mínimo interprofesional es de 1 000 euros mensuales, y que hay muchas familias que no ingresan ni siquiera esa cantidad, son muchas las miles y miles de personas que podrían rescatarse con una ínfima parte de todo ese dinero que les sobra a los ricos. Asimismo podrían dotar de infraestructuras y medios de vida a las personas que viven en países que no tienen nada de nada, y que han sido empobrecidos por los abusos depredadores de las sociedades occidentales. De ellos provienen esos enormes beneficios que hoy acaparan éstos los más ricos. ¿Para qué quieren tanto dinero los que tanto dinero tienen? Sus vidas están resueltas, las de sus hijos y nietos también. Un día se morirán y el dinero no podrán llevárselo con ellos, ¿por qué no lo emplean en devolvérselo a los desposeídos de todo, a los que hoy lo necesitan, a los que, de no ser así, malvivirán y morirán antes de su ciclo natural? La justicia la controlan ellos mismos, los ricos y por tanto nunca les castigará por abuso y codicia. Ojalá existiera el dios de los cristianos y que el castigo, aunque tarde, al menos les llegue en la otra vida, de existir… Pero mientras tanto, solo a través de la política será como podremos cambiar algo esta situación: eligiendo representantes que de verdad representen los intereses de la mayoría, que legislen según el criterio de quienes más tienen más paguen, y que regulen los beneficios para que éstos no lleguen a ser desmesurados a costa del empobrecimiento de otros, de la explotación farmacéutica y/o de la destrucción del planeta… En nuestras manos está impedir la acumulación de toda la riqueza cada vez entre menos personas, mientras otros millones y millones de seres humanos viven en la pobreza o en la indigencia extrema. Además de avocarnos a la destrucción del planeta por sobre explotación.

JuanM del Castillo