Recuperar el gran pulmón verde de Morata de Tajuña. Ese es el objetivo que el Ayuntamiento se ha marcado para que El Bosque recobre la normalidad tras el paso del temporal Filomena, que devastó gran parte de las 20 hectáreas de este parque en el que, este martes, han comenzado los trabajos de limpieza.

El Plan para recuperar esta gran masa arbórea consistirá en dos fases que se prolongarán a lo largo del tiempo. La primera, que ya se ha iniciado, es la limpieza de la zona en torno al parque Juan de Ávalos, donde numerosos ejemplares cayeron sobre los juegos infantiles y el parque de calistenia, además de los accesos a la Piscina Municipal y a la ermita de San Isidro.

Trabajos que realizan los operarios municipales de la mano de la brigada del servicio de prevención y extinción de incendios de la Comunidad desplegada en Colmenar de Oreja y con una restroexvadora y un camión de la empresa Cementos Portland, para retirar los árboles y ramas caídos. Unas labores que se extenderán también a las pistas forestales para facilitar el tránsito de los vehículos de extinción cuando se active el Plan de Protección Civil contra incendios forestales en la región (INFOMA).

La segunda fase será más compleja y consistirá en el estudio y valoración de los árboles y ramas que se han partido y que corren peligro de caerse. Un trabajo puramente silvícola que ya se está valorando para no sólo contar con un aprovechamiento forestal de la madera, sino repoblar con ejemplares donde se produzcan sacas.

“La devastación en El Bosque ha sido total, por eso nuestra prioridad es despejar el acceso principal para evitar posibles accidentes”, ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Lorenzo Mora, quien ha anunciado que, desde el jueves, se habilitará un espacio seguro en la entrada al recinto en el que los vecinos podrás retirar leña: “Hay leña más que de sobra para todos, por lo que, una vez más insistimos en que no entren en El Bosque, es muy peligroso”.

En el Pleno celebrado este lunes, tanto PSOE como PP presentaron una moción conjunta solicitando a la Comunidad de Madrid ayuda para recuperar El Bosque. Una petición que, como ya adelantó en la sesión el alcalde, Ángel Sánchez, “ya ha sido escuchada. La colaboración entre ambas administraciones está siendo fantástica”, agradeciendo la disposición de la Consejería de Medio Ambiente para colaborar en los trabajos.