Es un placer volver a participar en esta tribuna que me brinda Zarabanda. En esta ocasión como portavoz del grupo municipal al que tengo el honor de representar en el Ayuntamiento de Rivas: Izquierda Unida-Equo-Más Madrid, recogiendo el testigo de mi querido compañero y, sin embargo, amigo Curro Corrales. Y lo hago con todo el orgullo y compromiso que Rivas se merece, con la misma ilusión y ganas de aportar para seguir mejorando la ciudad en la que tanto nos gusta vivir y con el convencimiento de formar parte de un equipo, capitaneado por el Alcalde Pedro del Cura, en el que nos vamos a dejar la piel para hacerlo posible.

Rivas es una ciudad que no se para y desde el inicio del verano el nuevo Gobierno municipal ya ha echado andar con un equipo de Gobierno que reúne experiencia, renovación y solvencia para hacer frente a las necesidades de Rivas y de su ciudadanía no solo durante los próximos cuatro años, también con la mirada puesta en el futuro. Un Gobierno que hemos articulado en cuatro grandes áreas. Por un lado, la coordinación municipal vinculada a la innovación administrativa para mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios públicos, en el que trabajará mi compañero Manu Castro. Un segundo bloque con todo lo relacionado con el cuidado y mantenimiento del entorno urbano, sus calles y sus parques, a la vez que seguimos transformando la ciudad hacia un modelo del siglo XXI poniendo el foco en la sostenibilidad; en esto estarán mis compañeros José Alfaro y Enrique Corrales. Por otro lado, lo vinculado con los derechos sociales para seguir ensanchándolos y defendiéndolos de quienes pretenden llevarnos con sus pensamientos a una sociedad más propia del medievo; ahí se encontrarán a mis compañeras Carmen Rebollo y Yasmín Manji. Y por último, todas esas políticas que nos hacen ser diferentes en el ámbito municipalista y nos acercan a la ciudadanía a través de la Cultura, el Deporte, la Infancia y la Juventud y la Educación, en la que tendré el privilegio de estar al frente.

Rivas tiene muchos retos por delante y ahora tenemos el desafío de pensar desde lo común y la pluralidad cómo queremos diseñar nuestra ciudad en las próximas décadas. Por ello, el 60 aniversario del Casco, que se celebra este mes de julio, es un buen momento para reflexionar y recordar todo el camino recorrido hasta hoy y que sin el esfuerzo y trabajo colectivo de quienes nos precedieron no hubiese sido posible. Por ello, afrontamos esta nueva etapa desde el diálogo, el consenso y la generosidad del conjunto de toda la corporación municipal -valores que no son ajenos a este nuevo Gobierno-, como así quedó constancia el pasado 4 de julio en el primer pleno de la legislatura, pero sobre todo de las fuerzas de izquierda y de progreso locales como así lo expresaron las urnas.  Sin olvidarnos de nuestro maravilloso tejido social para seguir avanzando y seguir haciendo de Rivas una ciudad referente del municipalismo con políticas para y por la gente.