La escritora Marta Sanz define con esta frase al protagonista de su novela, Black Black Black. El alcanfor es una sustancia semisólida cristalina y ceros, es decir poco sólida, penetrante olor acre y toxico en excesivas cantidades. Exactamente la definición de Sánchez y su partido.

Señor Sánchez ha carecido de solidez en su argumentación en el rechazo a la participación de los representantes de Podemos en su gobierno, declaraciones poco sólidas y que despiden un fuerte olor a mentira. Repeinado aparentemente reperfumado y con una falsa sonrisa, falsa porque siguiendo la tradición de su partido nos esta usía mintiendo, y la mentira es toxica socialmente. En una perfecta imitación de su partido, por cierto, reitero, tradición de su partido. Creo que esta descripción se le puede aplicar a usía. Alcanforado.

Sus mentiras las puede comprobar en el cuadrado adjunto.

Su falta de solidez en las continuas afirmaciones una tras otra contradictorias con lo afirmado con antelación.

Y su fuerte olor a falsedad la historia de usted y su partido, se define progresista y de izquierda, cuando la realidad es otra. Ser servidor de la banca, del IBEX35 y de los ricos.

Gramsci así os define a los políticos alcanforados. Es una opinión muy extendida en algunos ambientes (y esta difusión es un signo de la estatura política y cultural de dichos ambientes), que en el arte político es esencial mentir, saber ocultar astutamente las propias opiniones, los verdaderos fines a que se tiende, saber hacer creer lo contrario de lo que se quiere realmente, etcétera. La opinión está tan arraigada y se ha difundido tanto que, a decir verdad, no resulta creíble. Una perfecta descripción a la que usted y su partido se adhieren a la perfección.

Y la mayor de las mentiras de su PSOE y de usted como heredero, empezaron desde el primer minuto de la mal llamada transición, el perdón a los crímenes y criminales del franquismo, y con la constitución.

Nos convencieron de que defendía la justicia social, capitulo 3º titulo 1º que nos define como un ESTADO SOCIAL con derechos a igualdad, salario digno, vivienda etc. Pero en el artículo 53.3 los deja a la libre interpretación de los gobiernos de turno. Sin posible recurso al constitucional. Es decir que un gobierno declara salario mínimo 100 al mes, es legal y no recurrible

53.3. El reconocimiento, el respeto y la protección de los principios reconocidos en el Capítulo tercero informarán la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. Sólo podrán ser alegados ante la Jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que dispongan las leyes que los desarrollen.

Constitución. Artículo 123.1. El Tribunal Supremo, con jurisdicción en toda España, es el órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales.

Es decir, el incumplimiento del capítulo tercero no se puede recurrir ante el constitucional. Es decir, empezaron a mentirnos a engañarnos desde el primer minuto de la transición.

Una muestra del primer gobierno de su PSOE,  época de Felipe González fue las de las grandes mentiras –OTAN, de entrada no- y las grandes corrupciones -el GAL, Filesa…

 Quizás señor alcanforado debía usted de cambiar, para empezar los votantes de podemos merecemos respeto, no somos electores. Somos Luis, Manuel…, somos como dice el filósofo Levinas los otros. No nos trate usía como Robinson trato al ser humano que rescato de ser asesinado, en vez de preguntarle su nombre le llamo Viernes y le “civilizo”. Mas bien le esclavizo, algo que ustedes los Viernes de su partido llevan haciendo desde que se inició la mal llamada democracia con millones de “otros” españoles.

Su rechazo, es a tener dentro de su gobierno a “Otros” de Podemos es porque eso le dificultaría volver a engañar a la ciudadanía de este país.

Señor alcanforado si no fuese porque la campañas son más un campañas marketing, al estilo de las dirigidas a los consumidores, que a una campaña política fundada en la ética y la verdad. Pero que usted señor Sánchez de eso sabe usted poco.

Señor Sánchez repito, ni carne ni pescado alcanforado.