La Comunidad de Madrid inició ayer mismo las labores de desinfección en la Cañada Real Galiana, con el objetivo de minimizar la propagación del COVID-19 en sus principales viales. Se ha realizado con éxito la desinfección de los sectores 2 a 6 de este enclave. 

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) y la Dirección General de Agricultura, y de manera coordinada con el Comisionado de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real, se ha puesto en marcha un dispositivo de limpieza que permitió ayer una intensa desinfección a lo largo de todo el recorrido de la Cañada Real, en sus sectores 2 a 6. 

Así, los pasados días 20, 28, 30 de marzo y 1 de abril, la Consejería de Justicia, Interior y Victimas, a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, alertó a la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid sobre los problemas de seguridad ciudadana y la posible insalubridad que se estaban detectando en la Cañada, como consecuencia del incumplimiento de las medidas de confinamiento una vez decretado el estado de alarma.

Para la limpieza de este corredor se han utilizado medios materiales y humanos procedentes de la finca La Isla que el IMIDRA tiene en Arganda del Rey, muy cerca del entorno de la Cañada Real.

Por otra parte, hoy mismo  se ha iniciado un primer reparto a domicilio de 7.000 mascarillas a los vecinos de la Cañada Real.

También te puede interesar