De nuevo, como dice la canción, corren malos tiempos para la lírica porque hay quien se empeña en desafinar, y en no saber cómo dirigir la batuta. En estos momentos convulsos, desde Unidas Podemos creemos que es más necesario que nunca manternos firmes sin dar ningún paso atrás.

Estamos legitimados para pedir protagonismo, porque lo necesitamos y porque así lo han reclamado las urnas. Sin la gestión del poder no existe posibilidad de cambio. Ninguna. Y aquí nos encontramos con la gran encrucijada. Hay un partido que no quiere tantos cambios, que cuando está en campaña dice una cosa, pero cuando lo tienen todo para poder gobernar hacen otra. Hay una parte de ese PSOE que está a gusto maquillando las heridas. Y estamos nosotros, que no solo queremos curar esas heridas, sino perseguir a quienes nos las hicieron.

Desde que surgiera la izquierda siempre ha tenido que luchar. No hay momento de descanso, no hay complacencia. Los que creemos en la justicia social no podemos ser conformistas. La izquierda ha ganado partidos, y partidos importantes, pero la champion league de la política es larga y cantar victoria es desafinar. Queda mucho por hacer en nuestro país. Las buenas ideas necesitan transformarse en poder bueno encarnado en individuos coherentes.

Se necesita un gobierno de progreso para mejorar la vida de las personas. Nosotros queremos proteger la dignidad de los trabajadores frente a los ataques y abusos, queremos darles a los jóvenes una esperanza frente a un futuro gris, queremos luchar con uñas y dientes por la igualdad de género. Unidas Podemos es y será antídoto de esas políticas que dan la espalda a la ciudadanía, somos garantía de la lucha por el medio ambiente, por la necesaria transición ecológica urgente, la subida del salario mínimo, la bajada de la luz, la derogación de la ley mordaza y la reforma laboral.

En Rivas gobierna la izquierda, y estamos muy orgullosos de haber iniciado desde hace dos años un trabajo conjunto, un trabajo entre dos organizaciones hermanas, IU y Podemos. Nuestra ciudad es un ejemplo de lucha y referente de políticas públicas de izquierdas al servicio de la ciudadanía. Nosotros tenemos claro que sólo desde la generosidad es posible llegar a acuerdos, por eso también desde el gobierno de Rivas se le ha tendido la mano al PSOE para que forme parte de un proyecto de ciudad conjunto que nos sitúe en el lado del progreso frente a aquellos que pretenden rememorarnos a épocas pasadas.

Creemos que la colaboración entre fuerzas progresistas es la mejor opción en estos tiempos especialmente difíciles en los que la derecha está más unida que nunca. El PSOE ha forzado unas nuevas elecciones y ha dado la espalda a los compromisos y necesidades reales de la ciudadanía. Nosotros no vamos a darle la espalda a quiénes más nos necesitan, y vamos a seguir trabajando y luchando por todas aquellas cuestiones vitales que siguen congeladas a la espera de un nuevo gobierno. Porque a nosotras no nos aparta nadie, y mucho menos alguien que desafina.