Trend Cars, concesionario multimarca de Rivas Vaciamadrid, dentro de su programa ‘Compromiso Social’, ha llegado a un acuerdo para patrocinar al joven ripeño Kike Galvez, actual campeón de España absoluto de karts 4 tiempos y luchador contra el TDAH, trastorno que le fue diagnosticado con 10 años y que, sin embargo, no le impide desarrollar una brillante y fructífera carrera en el mundo del motor.

Cuando Kike se sube a un kart y baja su visera se transforma, “sólo pienso en la competición y en ganar”, confiesa el campeón de España. A sus 15 años esto sería lo normal, si no fuera porque este adolescente ripeño sufre TDAH, o lo que es lo miso Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Sus padres, Kike y Noemí, vieron que su hijo, desde muy pequeño, “no paraba y empezó a tener problemas en el colegio que se fueron agravando hasta que, ya con 10 años, nos dieron el diagnostico de TDAH”. Lejos de venirse abajo, sus progenitores, y muy especialmente su padre, buscaron alternativas para que Kike soltará esa energía desmesurada que tienen los pacientes con TDAH, siendo la pasión por los deportes de motor lo que le llevó a entrar en el karting de Rivas y apuntar a su hijo a este deporte.

Kike empezó a destacar en el mundillo de los karts, la falta de concentración que el TDAH le provoca en otras actividades, desaparece a los mandos del kart. Llegó pronto aquel 23 de junio de 2018, ya historia del Campeonato de España Absoluto de Karts 4 tiempos en el karting más duro de España, el de Orihuela (Murcia), en el que el niño con TDAH pasó por encima, por milésimas de segundo, a 48 competidores, la mayoría de más de 30 años, leyendas del karting, y se coronó como campeón absoluto por encima de todos ellos.

A Kike se le iluminan sus ojos azules y cuenta orgulloso que “fue toda una sorpresa, hasta que no estuve en el coche de vuelta a Rivas, no me di cuenta de lo que había hecho”. Fue aquí, en este punto de inflexión, donde Trend Cars se dio cuenta de que Kike merecía un apoyo, una inyección, en este caso económica, para poder cumplir su deseo: “quiero llegar a la Fórmula 1, es mi sueño y voy a luchar por ello”, dice orgulloso enfundado en su mono.

En Trend Cars, dentro del programa ‘Compromiso Social’ que llevan a cabo con distintas instituciones, han firmado un acuerdo para que Kike pueda tener los fondos necesarios para ir a entrenar al Karting Barataria, en Toledo, y pueda pagar sus inscripciones a las competiciones. La progresión de Kike es imparable y acaba de fichar por ARS (Ariza Racing School), equipo de la piloto española Marta Ariza, y deja un mensaje para todos los pacientes con TDAH y sus familias: “Dejad que vuestros hijos cumplan sus sueños, dejad que suban a un kart, confiad en ellos como lo han hecho mis padres”.

También te puede interesar