Durante estos días de incertidumbre, parece que las únicas certezas son que un gesto tan sencillo como lavarse las manos puede salvar vidas, y que permanecer en casa no solo protege a nuestros mayores sino que es la mejor ayuda para que nuestro personal sanitario pueda seguir cuidándonos ante esta pandemia.

Sabemos que son momentos difíciles. Llevamos semanas afrontando una situación inédita en nuestras vidas y no sabemos con certidumbre cuánto nos queda. Pero a pesar de esa dificultad nuestras niñas y niños nos han vuelto a dar una lección de responsabilidad en estos días en los que también sus rutinas se han visto alteradas. Mi primera muestra de agradecimiento es, por todo ello, para la infancia ripense. No nos olvidamos de lo mucho que tenemos que aprender de vosotras y vosotros.

Durante esta emergencia sanitaria hemos adoptado varias medidas no solo en coherencia con las autoridades sanitarias sino pensando en cómo paliar sus efectos en la ciudadanía. Hemos sacado adelante un servicio de reparto de comida a domicilio, atención psicológica a familiares, red de apoyo, moratoria de impuestos, recogida y reparto de donaciones y limpieza viaria con hipoclorito, entre otras. Y si esto es posible es gracias a toda la gente que sigue trabajando para velar por nuestro bienestar ante este Estado de Alarma, ya sea desde la Administración, las farmacias, los comercios, los servicios de limpieza, el personal sanitario, Policía Local, Guardia Civil o Protección Civil. No hay aplausos suficientes para agradecer vuestra labor diaria en primera línea de la emergencia.

Somos una ciudad solidaria. Ahora, desde casa, lo habéis vuelto a demostrar, respondiendo de manera ejemplar con el cumplimiento de las medidas y normas de confinamiento. Constituís toda una red de apoyo que, aunque ya funcionaba con anterioridad, no deja de emocionarme. Ver cómo desde la ciudadanía, el tejido social y las empresas están elaborando y donando material sanitario en los centros de salud, hospitales y residencias es algo que me hace sentir si cabe más orgulloso de nuestra ciudad.

Por último, no quiero dejar pasar mi agradecimiento a todos los grupos políticos de la Corporación Municipal por su compromiso e implicación diaria ante esta crisis.

Por los últimos datos, dentro del dolor, parece que indican que ya queda menos para salir de esta crisis sanitaria. Y cuando todo esto pase, que pasará, tendremos que atender una emergencia social y económica. Desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), los ayuntamientos ya estamos trabajando en el día después, elaborando una batería de propuestas para esa vuelta a la normalidad de manera progresiva que, junto a las que desarrolle el Gobierno y las comunidades, proteja a las personas para que nadie se quede atrás.

Gracias por vuestro esfuerzo para el bien común. Pronto volveremos a juntarnos para disfrutar de nuestra ciudad.

También te puede interesar