La región de Madrid está afectada por cuatro especies de insectos que causan problemas de salud pública: los mosquitos de la leishmaniosis; el mosquito tigre, todavía no establecido; la mosca negra y las garrapatas. Algunos han experimentado un gran aumento, como demuestra que las picaduras de la mosca se hayan multiplicado casi por tres en 10 años (de 1.001 casos a 2.894) en Torrejón de Ardoz, uno de los municipios afectados. La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha un plan para prevenir y atajar su proliferación y poner freno a plagas futuras.

La leishmaniosis ya es un clásico que tuvo un importante brote en el suroeste de la región en 2011, y la mosca negra va camino de adquirir esa condición, mientras que el mosquito tigre es una amenaza latente y las garrapatas están distribuidas por numerosos puntos.

La Consejería de Sanidad tiene distribuidas por toda la región trampas para detectar la presencia de estos vectores (seres vivos que puede transmitir o propagar una enfermedad) y ahora va a poner en marcha un plan con medidas de prevención y control, tanto para las plagas existentes como para las que puedan aparecer.

Mosca negra. Este insecto provoca molestas picaduras y cuadros alérgicos, pero no transmite enfermedades. Se desarrolla en 58 kilómetros de los ríos Henares y Jarama y en los humedales del Parque del Sureste. Afecta a Alcalá de Henares, Coslada, San Fernando de Henares, Velilla de San Antonio, Arganda, Rivas Vaciamadrid, Mejorada del Campo y Torrejón de Ardoz, con una población de riesgo de 630.000 personas. En Torrejón las picaduras aumentaron de las 1.001 en 2005 a las 2.894 en 2015, según datos de Sanidad. Son insectos diurnos y pican a cualquier hora del día. La Comunidad va a realizar por primera vez un diagnóstico de los cauces afectados.

Mosquito tigre. Especie invasora de origen asiático, el mosquito es el responsable de la transmisión del virus zika, que provoca cefaleas, dolores musculares y microcefalia en recién nacidos. En la Comunidad todavía no se ha establecido, pero el año pasado se detectó la presencia de 25 huevos en una trampa del servicio de vigilancia de Sanidad. Los puntos de muestreo para detectar al mosquito están ubicados en ejes de autovías: en la A-2, en Meco, Alcalá de Henares, Coslada, Torrejón de Ardoz y Camarma de Esteruelas; en la A-3, en Fuentidueña del Tajo, Perales de Tajuña, Arganda del Rey, Laguna de las Madres; y en la A-4, en Ciempozuelos y en intercambiadores como el de Méndez Álvaro.

También te puede interesar