Dos marchas de centenares de personas han llegado a Madrid desde Cádiz y Bilbao.

Algunos de los procedentes de la columna de Sur, han dormido esta noche en el polideportivo Parque del Sureste de Rivas.

Miles de pensionistas han llegado al Congreso de los Diputados en una manifestación para exigir al nuevo Gobierno que salga de las próximas elecciones que revalorice las pensiones con el IPC real por ley y que eleve la pensión mínima hasta 1.080 euros.

Cerca de 115 autobuses han llegado con pensionistas procedentes de toda España, que se unen así a las columnas de decenas de pensionistas que este martes culminaron su marcha a pie desde Rota (Cádiz) y Bilbao para visivilizar sus reivindicaciones.

La protesta, encabezada por una decena de pensionistas en silla de ruedas y con muletas, ha arrancado desde la Puerta del Sol y al frente de la misma figura una gran pancarta en la que se puede leer «Gobierne quien gobierne las pensiones públicas se defienden».

Quieren registrar en el Congreso de los Diputados un documento de reivindicaciones para defender pensiones públicas «dignas, justas y suficientes». Algunas de ellas: mejoras en las pensiones por incapacidad y viudedad, así como para erradicar la pobreza energética que viven los mayores; que se derogue el factor de sostenibilidad aprobado por el PP y ligado a la esperanza de vida; etc.

Algunas de las consignas que se han coreado son: «No aceptamos el 0,9 % de subida de las pensiones. Solo aceptamos IPC real»; «la banca manda y el Gobierno ataca»; «blindemos las pensiones en la Constitución»; “acabar con la desigualdad de género en salarios y pensiones”; “subir la pensión que corresponda por viudedad”; “que la jubilación anticipada con 40 años cotizados no se penalice” y “este movimiento lucha para las nuevas generaciones, porque estamos en la calle por nuestros hijos y por nuestros nietos, no por nosotros».

La marcha ha transcurrido en un ambiente festivo y los pensionistas corean «la lucha es el único camino, cueste lo que cueste», al tiempo que ondean banderas de Euskadi, Cataluña, Aragón, Asturias, Andalucía o Madrid, entre otras.

Los pensionistas están decididos a no cesarán en su lucha por la derogación de la reforma de las pensiones de 2011 y de 2013, por lo que se volverán a manifestar en distintas autonomías el próximo 16 de diciembre.

También te puede interesar