Que Juan Carlos I de Borbón era un mujeriego, vividor, mata elefantes…, y un corrupto, era sabido por todos, la aristocracia, los políticos y todos los ciudadanos que no han querido estar ciegos.

Que se ha enriquecido impune y groseramente a costa y aprovechándose de su cargo, ya no hay ninguna duda.

Que toda su fortuna es tan ilícita como su cargo, otorgado por el dictador Francisco Franco, lo acredita su propia historia. Y si su fortuna es producto de su actividad fraudulenta, quiere decir que su herencia también lo es, herencia no solo de inmuebles como la dineraria, no solo el cargo de Jefe del Estado como también la corona en sí misma, también son ilícitas y más en un país que se dice democrático.

Pero aun siendo evidente todo esto, los delitos se esconden en su ‘inviolabilidad’, algunos de ellos ya prescritos según la ley hecha a su medida. Los otros, lo no prescritos, seguro que se taparán o se cubrirán con una cortina de secretismo.

Mientras algunos ayuntamientos e instituciones, están retirando títulos, honores, nombramientos de calles, instituciones y edificios públicos, etc.

En Rivas, el alcalde Pedro del Cura acaba de anunciar que retirarán el nombre de Avda. Juan Carlos I, para sustituirla por el nombre más merecido de Profesionales de la Sanidad Pública. Estas son sus declaraciones “Visto lo que ya conocemos sobre el rey emérito, propondré a la Junta de Gobierno cambiar la Avda. Juan Carlos I por Avda. Profesionales de la Sanidad Pública. Rivas prefiere reconocer a quienes nos cuidan que a quienes nos roban”.

Saludamos la iniciativa del alcalde y esperamos que la Junta de Gobierno lo apruebe por unanimidad.

También te puede interesar