Rivas empezará 2018 con un presupuesto para cuidar y mejorar nuestra ciudad. A pesar de las limitaciones que impone el ministro Montoro a los ayuntamientos, las cuentas económicas –aprobadas inicialmente en el Pleno Municipal de noviembre- ponen el foco en más de 28 millones de euros destinados a inversiones, 298 viviendas públicas y una reducción de la deuda en casi 12 millones de euros para ganar autonomía financiera frente a los intereses abusivos de los bancos. Todo ello, sin dejar a nadie por el camino: redoblamos esfuerzos para proteger a las personas frente a la crisis. Seguiremos destinando una parte importante a protección social, ayuda a la vivienda o las becas de comedor, por poner algún ejemplo. Y mantenemos la línea de subvención al tejido social ripense (AMPAS, entidades deportivas, de cooperación, etc) porque sin estos colectivos no se entendería nuestro modelo de ciudad. Además, mantenemos el compromiso con el trabajo y los servicios públicos, fortaleciendo la estabilidad en el empleo y la carrera profesional de la plantilla municipal a través del Plan de Empleo Público para mejorar la calidad de los servicios públicos. Como sabéis, según un estudio de CCOO, en nuestra ciudad, el 90% de las actuaciones se hacen con medios propios.

Este presupuesto es la expresión numérica de las prioridades y necesidades de nuestra ciudad, compartidas con la ciudadanía y las entidades sociales a través de la Comisión de Seguimiento de la Gestión Municipal y el Consejo de Ciudad incorporando sus demandas e inquietudes. Asimismo, también se ha trabajado con todos los partidos políticos de la Corporación Municipal, pese al empobrecido debate presupuestario escenificado por la oposición corporativa por la falta de propuestas alternativas al modelo de gestión de este Gobierno local.

Los datos presupuestarios muestran cómo la buena gestión de los ayuntamientos es la que está tapando el déficit publico del Estado y las Comunidades Autónomas. Por ello, a pesar de Montoro, duplicamos la inversión municipal para cuidar la ciudad. El presupuesto para el año próximo, junto a las inversiones ya llevadas a cabo y las que se realizarán gracias al superavit de 2016, refuerza el mantenimiento de la ciudad. El arreglo de viales e infraestructuras, la mejora de la accesibilidad de los espacios públicos, la mejora de las zonas verdes, las mejoras en ahorro energético, las mejoras en los edificios y equipamientos públicos, las mejoras en los centros educativos públicos o la construcción de un nuevo centro de recogida de animales, serán prioridad para 2018.

Por último, quiero agradecer y poner en valor el excelente trabajo realizado por la compañera Sira y  su equipo de la Concejalía de Hacienda para traer en tiempo y forma una propuesta de presupuestos, que muestra el rigor y la eficacia en la gestión, los retos de futuro de esta ciudad y la normalidad institucional, reflejada en el amplio consenso en su aprobación durante la sesión plenaria por parte de los grupos municipales que compartimos Gobierno (Somos Rivas y Rivas Puede) y los partidos políticos de la oposición Ciudadanos y los concejales no adscritos.